Los riesgos de conectarse a la Internet continúan

Toda persona que decide usar dispositivos conectados a Internet siempre va a exponerse a posibles riesgos.  Desde computadoras, teléfonos o tabletas hackeados, hasta cámaras de seguridad o grabadoras de DVR, parece que no existe dispositivo inmune al ingenio de los piratas electrónicos.

Este fue el principal tema de la charla que un grupo de expertos de seguridad cibernética presentó en la conferencia Techonomy en Half Moon Bay, California, según reporta CNet.

RelacionadoHackers podrían usar Skype para espiar tu teclado

“El Internet de las cosas (IoT) es algo que no puede ser plenamente garantizado”, dijo Betsy Cooper, Directora Ejecutiva del Centro UC Berkeley para Seguridad Cibernética. “Sólo tenemos que asumir que hay un riesgo.”

Ese riesgo se convirtió en una amenaza real el mes pasado, cuando cámaras de seguridad y grabadoras de DVR comenzaron a ser hackeadas, y populares sitios web se vieron tan abrumados con las solicitudes que fueron forzados a quedar fuera de línea, provocando cortes de Internet a lo largo de los Estados Unidos.

A la luz de ese y otros ataques recientes, “debemos absolutamente seguir trabajando para conseguir que ese riesgo sea lo más bajo posible,” dijo Cooper. Además de ella, también se presentaron  Marcos Bartolomé, ejecutivo de Verizon; Nicole Eagan, CEO de la firma de seguridad cibernética Darktrace; y Chris Arroyuelo, ejecutivo de la empresa de seguridad de IoT Canary.

Expertos en seguridad ya han estado trabajando constantemente para tratar de proteger a los usuarios, pero parece que los hackers siempre están un paso adelante de ellos.  A lo largo de los últimos años, muchas de sus ideas ya han sido propuestas e implementadas, desde la creación de nuevas normas de seguridad para los dispositivos conectados a la Internet, hasta dar a conocer continuamente el riesgo entre el público.

Una de las soluciones que ya está en marcha es un “ranking de seguridad”, o una especie de calificación para los dispositivos que se conectan a la Internet. Empresas como ICSA Labs y Underwriters Laboratories ya están probando y desarrollando estándares para productos. De la misma manera lo está haciendo el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, que es parte del Departamento de Comercio de los Estados Unidos.

Estos esfuerzos podrían conducir a un sistema de clasificación de consumo, que sea similar a la calificación que se le da a los automóviles después de realizar pruebas de choques. Pero incluso esta idea no es infalible, porque, según Eagan, “un ataque ya podría estar infiltrado y oculto en el dispositivo antes de que llegue.”

Por su parte, a pesar de los esfuerzos de las pruebas, Arroyuelo dijo que los problemas integrados en los dispositivos de IoT de hoy no van a poder ser solucionados durante otros dos o tres años. “Las cosas van a empeorar antes de mejorar”, dijo Arroyuelo. “Yo diría que, antes de comprar cualquier producto, hagan muchas preguntas.”

Relacionado: ¡Atención! Nunca conectes una memoria USB que recibas por correo