La policía de Tokio está tomando fotos de sospechosos en 3D

Con la tecnología de reconocimiento facial, ya ampliamente usada por las autoridades, el departamento de policía de una importante cuidad está cambiando la forma en que se toman las fotos de los perfiles prontuarios o mugshots. El Departamento de la Policía Metropolitana de Tokio (PMD) comenzará a tomar imágenes en 3D de los sospechosos durante su registro, a partir de abril, informa el Asahi Shimbun.

La idea es que las fotos 3D ayudarán a la policía con el proceso de identificación de los sospechosos cuando éstos son filmados por cámaras de seguridad. Usualmente, las grabaciones tienden a ser oscuras y es difícil reconocer a la persona, más allá, confirmar que el sospechoso en la estación de policía es la persona que concuerda con la grabación. “Al poder identificar a los sospechosos de manera más rápida y precisa, esperamos que nuestra tasa de arrestos se incremente”, un oficial de alto rango no identificado comentó.

Relacionado Cómo se hace el primer auto apto para circular usando impresoras 3D en Local Motors

Las cámaras 3D se instalarán en todas las 102 comisarías de la región, con un departamento central responsable del mantenimiento de la base de datos de los mugshots en 3D. Las cámaras toman fotos desde tres ángulos diferentes para crear la imagen. Una vez tomadas, la policía será capaz de verificar que estas imágenes coincidan con el ángulo de las tomadas por las cámaras de seguridad y así lograr una identificación segura del sospechoso.

Esta no es la primera vez que el MPD ha experimentado con cámaras 3D en lo que respecta al trabajo policial. Las primeras cámaras se pusieron a prueba hace 15 años en los laboratorios del departamento, y se podían usar a petición. Esto, obviamente, no era la forma más eficiente de utilizar la tecnología además de la antigüedad de la misma.

A partir de abril, vienen los cambios. Mientras que el MPD continuará con los mugshots tradicionales, también contarán con los de 3D. Sin embargo no esta2 claro si los funcionarios tendrán que manipular la imagen en 3D de forma manual, o si se ejecutará a través de algún tipo de algoritmo informático para la identificación. Por supuesto que la última aplicación tiene más sentido, ya que permite a los oficiales trabajar en otras tareas de forma simultánea.

Ya veremos que tan eficaz y certero es el uso de esta tecnología para combatir el crimen.