Obama presenta plan de $19 de mil millones para reforzar la seguridad cibernética de los Estados Unidos

No cabe duda que la seguridad cibernética es más que un asunto de Estado. Va más allá de las políticas públicas, esto incluye al sector privado, las instituciones universitarias y en general a todos los que nos compete ser responsables con la tecnología.

El Presidente Barack Obama presentó este martes un plan de $19 de mil millones para reforzar la seguridad cibernética de los Estados Unidos.

Relacionado: Presidente Obama busca asignar $4 mil millones de dólares a la educación en informática

Es un plan de expansión para reforzar el gobierno y el sector privado en lo que respecta al área de la seguridad cibernética.

Al mismo tiempo pidió crear la figura de un coordinador federal para los esfuerzos cibernéticos, proponiendo una comisión que se encargue de estudiar el trabajo a futuro, además de pedir al Congreso fondos para reformar los sistemas informáticos.

El Plan de Acción Nacional de Ciberseguridad (The Cybersecurity National Action Plan) propone iniciativas para preparar mejor a los estudiantes universitarios que se están formando en las carreras de ciberseguridad, reforzar las redes informáticas federales y certificar dispositivos conectados a Internet de forma segura.

Entre otra de las propuestas se encuentra la creación de un Consejo Federal de Privacidad para revisar cómo el gobierno almacena información personal de los estadounidenses. También pidió crear el cargo de Director de Seguridad, y a su vez establecer una Comisión Nacional para la mejora en el área de la ciberseguridad.

El coordinador de seguridad cibernética de Obama, Michael Daniel señalo, “Estoy seguro de que si tomamos estos pasos, podemos hacer una diferencia y mejorar sustancialmente nuestra ciberseguridad, tanto ahora como en el largo plazo”.

La expansión de los fondos para las políticas y esfuerzos de la seguridad cibernética se produce después de muchos casos de ataques cibernéticos de alto perfil, tanto en el sector público como privado.

Ya queda en manos del congreso y sus miembros discutir y aprobar o no el plan de Obama de reforzar la seguridad cibernética de los Estados Unidos.