Huellas en 2D desbloquean el iPhone de un difunto

Un equipo de investigadores ha logrado desbloquear el smartphone de una víctima de asesinato con una imagen 2D de su huella digital. El grupo se vio obligado a utilizar este método tras intentar acceder al teléfono a través de una reconstrucción en 3D del dedo del hombre.

Una imagen de las huellas dactilares de la víctima se puso a disposición de los investigadores de la policía, pero por desgracia no tenía suficientes detalles para desbloquear el dispositivo.

Relacionado: Impresiones 3D, el nuevo método de la Policía para desbloquear iPhones

Un algoritmo de mejora de imagen se utilizó para rellenar las líneas presentes en la imagen, de acuerdo con un informe de The Verge. A continuación, la imagen se imprimió sobre papel y se utilizó con éxito para desbloquear el Samsung Galaxy S6 de la víctima.

No había ningún código de acceso establecido en el teléfono, por lo que el equipo de investigación fue capaz de probar métodos alternativos sin la amenaza de bloquearlo. Los teléfonos inteligentes leen las huellas dactilares mediante la formación de pequeños circuitos eléctricos, por lo que se usó un papel conductor.

Este detalle también obligó al equipo a utilizar una máquina de $ 600,000 dólares para cubrir la reconstrucción en última instancia, sin usar una impresión en 3D con metal conductor. El profesor de la Michigan State University, Anil Jain, dirigió al equipo de investigadores y tenía algunas dudas sobre el nivel de seguridad ofrecido por el escáner de huellas digitales.

En febrero, Jain fue uno de los autores de un informe que sugería que todo lo que se necesita para que se simule este tipo de protección es una imagen de alta calidad de la huella digital, una impresora de tinta y papel conductor. “Esperamos que las empresas de telefonía estén viendo esto y hagan los dispositivos de huella digital más robustos frente a este tipo de ataques simples”, dijo Jain cuando fue entrevistado por NPR.

Teniendo en cuenta el reconocimiento de huellas dactilares como medida de seguridad resulta cuanto menos preocupante ver lo fácil que es engañar a este sistema.