Gobiernos de varios países solicitan información de usuarios a Google

Compañías como Google, Microsoft, Yahoo, o cualquier otra compañía de tecnología que ofrece servicios en la nube cibernética invierten una enorme cantidad de tiempo y energía para responder a las solicitudes de información del gobierno.

Ser una compañía global significa responder a países de todo el espectro político, desde aquellos que respetan la privacidad individual a aquellos que no lo hacen.  Por su parte, los usuarios tienen todo el derecho de exigir saber qué parte de su información se comparte y a quién, al igual que la naturaleza de esas solicitudes.

Relacionado: Google, WhatsApp y otras compañías de tecnología, estarían mejorando su seguridad

En respuesta, estas mismas empresas a menudo proporcionan informes de transparencia, con una variedad de detalles sobre dichas solicitudes, y cómo la compañía respondió. Google dio a conocer recientemente un informe de este tipo, y publicó un resumen en su blog sobre la Reforma de Vigilancia, escrito por Richard Salgado, Director de Seguridad de Información de Google.

En términos de volumen, Google recibió 44,943 solicitudes de varios gobiernos durante la primera mitad de 2016, un aumento de aproximadamente el 10% en comparación con la primera mitad de 2015. Google informó también de que una serie de países hizo solicitudes por primera vez, entre ellos Argelia, Bielorrusia, las Islas Caimán, El Salvador, Fiji, y Arabia Saudita.

Dadas las recientes acusaciones de que Yahoo implementó un software para escanear los correos personales de sus usuarios, y compartió información a agencias de espionaje del gobierno estadounidense, Google está tomando sus precauciones.  Por ejemplo, Google no proporcionará información sobre casos criminales sin una orden, y la empresa tiene sus propias políticas firmes para proteger la privacidad del usuario. Afirman que reportan cada solicitud con cuidado y se aseguran que se ajuste a las directrices legales necesarias.

A pesar de tales reformas en los EE.UU., y con más países haciendo demandas, el número de solicitudes de información de los usuarios sigue creciendo. Es importante recordar que toda información publicada puede ser hackeada, accedida y compartida. Y parece que ahora, los usuarios también deben tener en cuenta al gobierno y no solo a las personas con malas intenciones, al considerar su información privada.