La habilidad del FBI para colarse en un iPhone puede tener los días contados

Si el FBI quiere ayudar a desbloquear cualquier iPhone, es posible que tenga que actuar con rapidez.

Según los expertos que trabajan tanto dentro como fuera de Apple, una vez que el error de seguridad que ha permitido a los funcionarios entrar en el dispositivo móvil de uno de los supuestos autores del tiroteo en San Bernardino se conozca, la oportunidad de sacarle partido a este error desaparecerá para siempre.

Y, al parecer, que se desvele este error de seguridad es algo inevitable.

Relacionado: Apple quiere averiguar cómo el FBI consiguió acceder a iPhone

Mientras el FBI todavía no explicado cómo ha conseguido entrar en el iPhone 5C  –en medio del debate sobre la importancia de la privacidad que se ha abierto en Estados Unidos (y la tragedia de San Bernardino)–, los expertos señalan que el Gobierno podría verse obligado a revelar su secreto en un tribunal de justicia.

Tal y como señala un nuevo informe de Reuters, si el FBI sigue ayudando a los agentes locales a desbloquear iPhones (que es lo que parece que hará), a los responsables de piratear estos dispositivos se les podría interrogar y presionar para conocer, con detalle, cuáles son sus métodos.

El FBI, sin embargo, ya ha señalado que sus técnicas sólo serán compartidas teniendo en cuenta “nuestras limitaciones legales y de política”. Pero el experto Jonathan Zdziarski asegura que “el FBI tendría que resignarse al hecho de que este abuso sólo será posible durante un par de meses, si se traslada a otros departamentos. Sería como un premio temporal”.

Pero, dada la importancia de otros asuntos similares todavía pendientes, parece muy posible que esta técnica se filtre a otra agencia gubernamental e incluso a otro país, convirtiéndose en un grave problema de seguridad para Apple.

No obstante, “los errores de esta naturaleza tienen un ciclo de vida muy corto,” insiste un ingeniero de Apple a Reuters. “La mayoría de estas cosas salen a la luz”, añade. De manera que las autoridades estadounidenses deberían de trabajar rápido.