Desalojan Old Trafford por bomba falsa

Se trata de un trabajo complicado, sí… Pero uno de los aspectos más importantes en la capacitación de equipos de seguridad, y en concreto, en la asignatura concerniente a cómo identificar y desactivar paquetes sospechosos, es recoger todas aquellas “bombas de mentira” que se hayan usadas como parte de un ejercicio de entrenamiento.

Lo que fue descrito como un teléfono inteligente conectado a una tubería, y como un “artefacto explosivo increíblemente real”, fue encontrado este fin de semana en los baños del Old Trafford, estadio propiedad del Manchester United. El “paquete” obligó a la evacuación de todos los aficionados se habían reunido para ver el partido entre el United y el Bournemouth, a sólo 20 minutos de la hora programada para el inicio. Si bien el estadio puede albergar a 75,000 personas, muchas de ellas no habían siquiera llegado a sus asientos en el momento de la evacuación.

Relacionado: ISIS desarrolla coches bomba sin conductor

El partido fue cancelado, y los expertos en desactivación de bombas tuvieron que llegar y provocar una explosión controlada. Sin embargo, un tweet de la misma policía de Manchester revelaba que no todo ‘era como parecía’, y que después de un examen completo, se había descubierto que la supuesta bomba “no era viable”.

Más detalles fueron aportados por un asistente en jefe de la policía, quien dijo que el paquete descubierto era “un dispositivo de formación, el cual accidentalmente había sido dejado allí por una empresa privada después de un ejercicio de entrenamiento que implicaba explosivos y perros de búsqueda”.

Nadie resultó herido, reinó la calma en el estadio, y los informes señalaron que los aficionados aceptaron la suspensión del partido. Sin embargo, el comisionado de la policía de Manchester se mostró sorprendido por el menos que eficaz trabajo ‘de limpieza’ hecho por esta empresa de seguridad.

“Este fiasco causó enorme inconveniente a los aficionados que habían viajado desde lejos para ver el partido, además de hacer perder el tiempo a oficiales de policía, y a las brigadas de explosivos del ejército, poniendo innecesariamente a personas en peligro”.

Relacionado: Policía francesa comprará drones de vigilancia

El mismo comisionado ha prometido una investigación para encontrar a los responsables de tal desaguisado. Y es que… claro: siempre hay que recordar recoger las bombas falsas después de los entrenamientos. Como mínimo, ¿no les parece?