El FBI investiga el ciberataque al DNC

El Comité Nacional Demócrata ha iniciado este lunes su Convención para designar oficialmente a Hillary Clinton como la candidata demócrata en su carrera por convertirse en la futura presidenta de los Estados Unidos.

A raíz de las informaciones sobre de un ciberataque el pasado junio que violó la red de dicho Comité y robó datos sobre Donald Trump, el FBI ha confirmado que está investigando este suceso. Es el primer reconocimiento oficial de dicha investigación federal.

Relacionado: Varios países latinoamericanos utilizaron software para espiar

Un grupo de hackers rusos son los sospechosos de estar detrás del ataque, filtrando algunos correos electrónicos que sugieren que la presidenta del Comité, Debbie Wasserman Schultz, se habría posicionado firmemente a favor de Hillary Clinton frente a Bernie Sanders durante las primarias. Tras conocerse estas informaciones, Wasserman Schultz anunciaba el pasado domingo que dejaría el cargo al final de la Convención.

En junio, The Washington Post informaba que los culpables de este ataque eran capaces de meterse en la red del Comité y leer todos los correos electrónicos y chats. Se cree que el Comité era sólo una de las muchas organizaciones políticas estadounidenses que estaban en la diana de estos piratas informáticos. Aunque la embajada de Rusia ha negado cualquier conocimiento sobre estos ataques.

“El FBI está investigando una ciber-intrusión en el Comité y están trabajando para determinar la naturaleza y el alcance de la cuestión”, ha subrayado la agencia en un comunicado. “Un compromiso de esta naturaleza es algo que nos tomamos muy en serio y el FBI continuará investigando y pedirá cuentas a los que representan una amenaza en el ciberespacio”. Los hackers, presuntamente, obtuvieron acceso a esta red el año pasado, pero fueron eliminados del sistema hace tan sólo unos días.

Los demócratas habían contratado a la firma CrowdStrike para investigar y limpiar sus redes. Ningún dato financiero o personal fue robado, según las autoridades, y se cree que el ataque era un ejercicio de espionaje.”El trabajo de todos los servicios de inteligencia exteriores es usar la inteligencia en contra de sus adversarios,” dijo el presidente de CrowdStrike, Shawn Henry.

“Su trabajo es reunir información en contra de las políticas, las prácticas y las estrategias del gobierno de EEUU. Hay muchas maneras de hacerlo y el ciberataque es una de los más valiosos, ya que les da información muy valiosa “, añadió.

Relacionado: Guerra Total de Anonymous contra Donald Trump

Y, en este caso, Donald Trump es todavía nuevo en la política, explica esta empresa. Eso quiere decir que los funcionarios rusos todavía estarían reuniendo información sobre el candidato y posible presidente de los EEUU. Trump, por ejemplo, tiene una gran cantidad de inversiones internacionales, que podrían influir en su política exterior, y tener acceso a ese tipo de datos resultaría una arma muy valiosa.

Robby Mook dijo a Jake Tapper, de la CNN, el pasado domingo que “los cambios en la plataforma republicana para hacerla más pro-rusa” podría haber sido el motivo del ataque. Y añadió: “No creo que sea una coincidencia que estos correos electrónicos se publicaran en la víspera de nuestra Convención y creo que eso es preocupante”.

En su propio blog, CrowdStrike explicó que se han identificado dos grupos u operaciones como posibles responsables de los ataques cibernéticos en el Comité.El primero podría, supuestamente, haberse infiltrado en las redes no clasificadas de la Casa Blanca, el Departamento de Estad  y en la Junta de Jefes de Estado Mayor en el pasado, así como en las empresas de varias industrias y redes de infraestructuras.

El segundo, por el contrario, se piensa que es una operación separada de un hacker ruso que también habría llevado a cabo, presuntamente, otros ataques a gobiernos extranjeros y organizaciones de medios. Podría vincularse a los ataques que tuvieron lugar el año pasado en el Bundestag alemán y en la estación de televisión TV5 Monde, en Francia.

El CTO de CrowdStrike, Dmitri Alperovitch, señala que su firma “los considera de los mejores adversarios de todos los estados y naciones, criminales y grupos terroristas o ciberterroristas que nos encontramos a diario”.