¿Recuerdas el dron que había chocado con un avión? En realidad, se trataba de…

A principios de esta semana, dimos a conocer que en el aeropuerto de Londres se prendieron todas las alarmas debido a un posible incidente entre un avión comercial y un dron.

Pero después de examinar los eventos sucedidos el domingo, un ministro del gobierno afirmó que el objeto que andaba sobrevolando el aeropuerto Heathrow no era un dron, sino… una bolsa plástica.

Relacionado: NASA y FAA inician periodo de prueba para controlar tráfico de drones

Este evento había sido reportado como el primer incidente en el cual un dron colisionaba con un avión. Cabe recordar que en los últimos años ha habido cientos de reportes de drones volando en las cercanías de aeropuertos.

El avión en cuestión, un Airbus A320 de British Airways transportaba 132 pasajeros y aterrizó de forma segura. El piloto dio a conocer que cuando estaba próximo a aterrizar, la aeronave habría chocado con un objeto,  posiblemente un dron, el cual habría estado volando a unos 1,700 pies de altura.

No se encontraron restos en la búsqueda inicial, y el ministro Robert Goodwill intentó calmar los ánimos, instando a los oficiales a no sobre reaccionar con los llamados a reforzar la legislación con respecto al uso de drones, todo a raíz de este “supuesto” incidente.

Goodwill dijo a un comité del gobierno que no había la certeza de que hubiera sido un dron, y añadió que “se especula que fue una bolsa plástica”.

También dijo que había “reportes iniciales que describían un rasguño en la parte delantera del avión”, los cuales no eran ciertos, ya que no se encontró “ningún daño” al inspeccionar rigurosamente el avión.

Por supuesto, estos incidentes pueden suceder en un abrir y cerrar de ojos, por lo que es probable que otros reportes sobre “avistamientos de drones” hayan podido ser, en realidad, globos, pájaros o bolsas plásticas surcando los cielos.

Relacionado: Tribu en Guyana construye dron para vigilar selvas

La Autoridad de Aviación del Reino Unido (CAA) prohíbe el vuelo de drones y otro tipo de aeronaves en cercanías a los aeropuertos.

Hasta ahora, numerosos avistamientos han sido reportados, y las autoridades temen que si llega a haber un accidente entre un dron y un avión, este pueda tener consecuencias desastrosas. Por lo mismo, muchos buscan soluciones para asegurar de que los drones y dispositivos similares se mantengan lo más alejado posible de los aeropuertos.