Audífonos inalámbricos se incendian durante un vuelo y queman a una joven


Las imágenes son gráficas y la información alarmante. Una mujer sufrió quemaduras en la cara y el cuello después que sus audífonos inalámbricos se incendiaran, mientras ella los llevaba puestos durante un vuelo desde Beijing a Melbourne, Australia.

La Oficina Australiana de Seguridad en el Transporte (ATSB, por sus siglas en inglés) acaba de publicar los detalles del incidente, informando que ocurrió alrededor de dos horas después del inicio del vuelo mientras la mujer estaba tomando una siesta. Se cree que la batería dentro de los auriculares inalámbricos se incendió después de un sobrecalentamiento. Los funcionarios de seguridad han declinado en esta etapa dar a conocer detalles de la marca y modelo del dispositivo.

RelacionadoIngenieros crean un extinguidor de fuego en miniatura dentro de baterías

Como se puede ver en las impactantes imágenes, el incidente dejó a esta joven con el rostro ennegrecido y el cabello quemado, aunque no está claro si sufrió heridas más graves.

La mujer describió lo que pasó en una declaración ante la ATSB: “Estaba tomando una siesta, y cuando me moví y me di la vuelta sentí algo ardiendo en mi cara. Me agarré la cara, lo que causó que los auriculares se deslicen alrededor de mi cuello. Seguí sintiendo que me quemaban, así que los agarré y los tiré al suelo. Estaban echando chispas y tenían pequeñas cantidades de fuego”.

Un azafata extinguió el fuego con un cubo de agua, evitando que el incidente se volviera aún más grave. La ATSB dijo que tanto la batería como la cubierta de los audífonos se derritieron, y se quedaron pegados al piso del avión, agregando que durante el resto del vuelo los pasajeros “soportaron el olor a plástico fundido, electrónica quemada y pelo quemado”, mientras que la mujer en el centro del incidente dijo que muchas personas estuvieron “tosiendo y sofocándose todo el camino a casa”.

Este alarmante episodio parece ser otro recordatorio de que las baterías de iones de litio baratas o con defectos, que alimentan muchos de los aparatos de hoy en día, realmente tienen el potencial de causar serios estragos. Desde el año pasado, los hoverboards han estado en el centro de la atención después de múltiples reportes de explosión de baterías, mientras que la reputación de Samsung recibió un fuerte golpe cuando su Galaxy Note 7 fue enviado con baterías defectuosas, algunas de las cuales se incendiaron.

En este caso, la ATSB atestó que “las baterías de los audífonos aparentemente se incendiaron” y recordó a los pasajeros de avión que llevan dispositivos alimentados por baterías de iones de litio las siguientes recomendaciones que todos deberíamos tomar en cuenta:

  • Las baterías deben mantenerse en un estuche aprobado, a menos que estén en uso.
  • Las baterías de repuesto deben estar en tu equipaje de mano, nunca en las maletas que van al área de equipaje.
  • Si tu teléfono u otro dispositivo ha caído en el hueco del asiento, primero localiza donde está antes de mover los asientos automáticos del avión.
  • Si no puedes localizar su dispositivo debes abstenerte de mover tu asiento, y contactar inmediatamente a un miembro de la tripulación de cabina.