Tus accesorios de “Apple” podrían ser falsos y peligrosos

Si compraste un cargador o algún otro dispositivo para tu iPhone o iPad de alguna tienda que no es de Apple, éste podría ser falso. Y peor aún, peligroso.

Seis semanas después de que Apple iniciara una demanda legal en relación con los cargadores falsificados y otros artículos con la marca “Apple” que se vendían en línea, las pruebas llevadas a cabo por el cuerpo de seguridad independiente global UL en tales dispositivos han demostrado que el 99 por ciento de ellos no son seguros.

Relacionado: Pronto podrías ver un dron de Apple volando en tu vecindario

Comisionados por la organización de estándares comerciales de la U.K., los oficiales de UL examinaron 400 cargadores vendidos como fabricados por Apple, pero que se encontraron falsos, y descubrieron que todos, con la excepción de tres, no cumplían los estándares básicos de seguridad.

Esta organización con sede en Illinois encontró que casi todos los dispositivos carecían de suficiente material aislante para protegerse contra descargas eléctricas. Los cargadores utilizados en las pruebas se compraron en línea en ocho países, entre ellos los Estados Unidos, China y Australia.

El director ejecutivo del Instituto de Normas Comerciales Chartered de la U.K. dijo a la BBC que los consumidores deberían pensar seriamente en cómo compran esos artículos para sus teléfonos inteligentes y otros aparatos.

“Podría costar [un poco] más, pero los productos falsificados y de segunda mano son una entidad desconocida que podría costarle su hogar o incluso su vida, o la vida de un ser querido”, dijo Leon Livermore.

Con tantas historias en los últimos meses de baterías defectuosas causando explosiones o incendios repentinos, los propietarios de dispositivos están siendo advertidos a tomar medidas sencillas para mantenerse a salvo, incluyendo nunca cubrir sus teléfonos o aparatos electrónicos cuando se están cargando, y nunca usar un cargador que obviamente esté dañado o que tenga los cables al descubierto.

La demanda legal de Apple es un intento de la compañía de tecnología de eliminar el comercio de productos falsificados de Apple. Para apoyar su reclamo, la compañía probó más de 100 cargadores “Apple” y otros productos comprados a varios vendedores de Amazon, y encontró que el 90 por ciento de los dispositivos eran falsos.

Apple señaló en su demanda que “a diferencia de los productos genuinos de Apple, estos no están sujetos a las pruebas de seguridad estándar de la industria para el consumidor, y están mal construidos, con componentes inferiores o faltantes, diseño defectuoso y aislamiento eléctrico inadecuado”.