Los lentes de contacto del futuro podrían ayudar a salvar tu vida

En el futuro, tus lentes de contacto podrían hacer mucho más que ayudarte a ver claramente. Podrían ayudar a salvar tu vida.

Un grupo de ingenieros de Oregon State University está trabajando para incrustar sensores transparentes en los lentes de contacto. Estos sensores pueden monitorear marcadores biométricos y detectar los niveles de glucosa en la sangre, rastrear el uso de medicamentos, o incluso detectar signos tempranos de cáncer.

“Mi grupo estuvo trabajando en una tecnología diferente para la detección de la glucosa, que es similar a la que se utiliza en las cintas de prueba de glucosa”, dijo a Digital Trends Greg Herman, el ingeniero químico que dirige la investigación. “En un proyecto separado, estábamos trabajando en transistores que pueden ser transparentes. Entonces, se me ocurrió que podríamos modificar el transistor para que fuera un sensor, y también hacerlo totalmente transparente. El paso de la concepción a la creación llegó rápidamente”, agregó.

Con el fin de diseñar los biosensores, Herman utilizó un compuesto que inventó con algunos colegas hace años mientras trabajaba en la industria. Llamado IGZO por sus siglas en inglés, este compuesto de óxido de zinc con indio y galio ya ha revolucionado la sensibilidad de las pantallas táctiles.

En lugar de ofrecer a los consumidores dispositivos de mayor resolución, el nuevo uso que Herman está dando a IGZO permite la monitorización continua de la glucosa. Esto se logra mediante el transporte de una enzima que reacciona con el azúcar para cambiar la conductividad de los lentes, y señalar el nivel de glucosa de un paciente.

“Creemos que estos lentes de contacto darán a los pacientes diabéticos más flexibilidad en el manejo de sus niveles de glucosa”, nos dijo. El ingeniero presentó su investigación esta semana en una reunión de la American Chemical Society.

Más de 2.500 biosensores diferentes podrían ser teóricamente incrustados en un cuadrado de 1 milímetro dentro de estos lentes de contacto, y de acuerdo con Herman podrían también lograr la detección de niveles de ácido úrico y biomarcadores de cáncer. Sin embargo, tal dispositivo todavía está a varios años de ser desarrollado completamente.

“Todavía estamos en las primeras etapas y es difícil decir cuánto tiempo pasará antes de que estén disponibles comercialmente”, dijo. “Hemos hablado con un par de compañías y esperamos trabajar con ellas para acelerar la tecnología para el beneficio de millones de personas que podrían aprovecharla para cuidar de su salud”.