Compañía farmacéutica eleva el precio de un medicamento a $89,000

El año pasado, el incremento del costo del EpiPen, un dispositivo simple pero que puede salvar la vida de aquellos con alergias fatales, fue la fuente de controversias, debates e indignación.

Y ahora, todo parece indicar que en los próximos meses podríamos estar escuchando el mismo tipo de debate sobre un medicamento diferente: su nombre es deflazacort, y el nuevo precio de etiqueta es de nada menos que de $89,000. Leíste bien: ochenta y nueve mil dólares americanos.

RelacionadoDron transporta medicinas a pueblos remotos

Mientras que el EpiPen vio su precio subir de alrededor de $100 para dos jeringas de epinefrina a más de $600 dólares en el transcurso de nueve años, el margen de diferencia para deflazacort, que se prescribe a los pacientes con la enfermedad mortal de distrofia muscular Duchenne, es mucho mayor. Anteriormente, las familias habían sido capaces de ofrecer alivio a sus seres queridos con este medicamento por alrededor de $1,200 al año. Ahora, el precio será 74 veces esa cantidad. En realidad, si tomamos en cuenta descuentos, se podrá conseguir por “solamente”  $54,000 dólares.

Antes de que Marathon Pharmaceuticals obtuviera la aprobación del fármaco por la FDA la semana pasada, los pacientes en los Estados Unidos simplemente importaban esta droga, pues ha existido desde hace años desde el extranjero. Pero ahora, Marathon Pharmaceuticals ha obtenido la aprobación para el medicamento bajo un estatus en el que la compañía tiene siete años de exclusividad en la venta de la medicina, junto con un resguardo para acelerar las aprobaciones futuras.

“Parece que es otro ejemplo de haber tomado ventaja del sistema”, dijo Aaron Kesselheim, profesor asociado de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard, al Washington Post. “¿Cuántos ejemplos de estos tenemos que ver antes de que podamos comenzar a repensar el resguardo de revisión prioritaria como un medio de incentivar la innovación? Esto también parece ser otro ejemplo de aprovecharse de la ley del Orphan Drug Act,  que tenía la intención de tratar de fomentar la investigación de nuevas entidades terapéuticas para las personas que tienen enfermedades raras. Y no parece que este sea el caso”.

Pero pese al exorbitante precio, no debería haber motivo de alarma para las personas que necesitan este medicamento, que ahora se conoce como Emflaza. Se afirma que los gastos reales de bolsillo para los pacientes serán muy bajos, y que al conseguir que la droga sea aprobada por la FDA podría hacer su acceso más fácil, y permitiría que el seguro medico pueda cubrirlo, lo cual hasta ahora no había sido posible.

En un comunicado, voceros del grupo de defensa de pacientes llamado Parent Project Muscular Dystrophy dijeron que estaban entusiasmados con la aprobación, pero también añadieron: “Hay muchas preguntas que aún no se han contestado, incluyendo los precios, y esperamos hablar con Marathon para que comiencen a responder a esas dudas”.