Este robot cirujano te podrá operar en un futuro

En un futuro próximo, cuando te registres en un hospital para someterte a una operación, podrás quizá saber inmediatamente qué cirujano está “programado” para realizar el procedimiento. Y decimos aquí “programado” en el más informático de los sentidos.

Sin rodeos: tu próximo cirujano puede ser un robot autónomo. Como el que “reparaba” la mano de Luke Skywalker al final de El imperio Contraataca. Bueno… tampoco nos vayamos tan lejos…

Relacionado: Estas arañas robóticas de Siemens son impresoras 3D autónomas, pero con patas

Un equipo de médicos y científicos del Sheikh Zayed Institute for Pediatric Surgical Innovation han desarrollado un robot autónomo que es capaz de realizar operaciones de tejidos blandos por su propia cuenta, y con un mínimo de supervisión de algún cirujano a cargo. Este procedimiento autónomo es un gran paso adelante en la cirugía robótica, la cual normalmente utiliza robots controlados manualmente, que en definitiva actúan como una extensión de las manos del cirujano, y no de forma independiente.

STAR —que es el nombre dado a este robot, por Smart Tissue Autonomous Robot— ha sido diseñado desde el principio para manejar la complejidad de la cirugía de tejidos blandos, la cual se emplea para reparar músculos, tendones, ligamentos, nervios, y otros tejidos conectivos similares. Este tipo de cirugía es difícil, ya que requiere que el cirujano ajuste continuamente su técnica en respuesta a los cambios en la elasticidad del tejido. Complejidad aparte, la cirugía de tejidos blandos es una operación muy común en los EE.UU., con más de 4,5 millones de intervenciones realizadas anualmente.

Para hacer frente a las cambiantes condiciones quirúrgicas, STAR ha sido equipado con fluorescentes infrarrojos (NIRF) y visión 3D. Esta tecnología proporciona una vista tridimensional del tejido, permitiendo al robot detectar incluso pequeños cambios que se puedan producir durante la operación. Un algoritmo analiza los datos entrantes, proporcionando un control preciso sobre el brazo robótico durante las sutura y otras funciones quirúrgicas. El control de fuerza, el posicionamiento sub-milimétrico y las herramientas quirúrgicas accionadas, permiten al robot aplicar la cantidad justa de fuerza sobre tejido.

Relacionado: Este sistema robótico de reciclaje se inspira en el Fruit Ninja

De momento, STAR ha sido utilizado con éxito en las cirugías de tejidos blandos -tanto en cerdos muertos como en cerdos vivos. Durante los ensayos, un cirujano ha estado presente para supervisar la cirugía, pero ha sido el propio robot quien ha realizado las suturas de tejidos de forma autónoma. En el futuro, los investigadores esperan miniaturizar el sistema y mejorar los sensores, para así ampliar los campos quirúrgicos que este sistema puede realizar.