Holanda tendrá barcos autónomos

Los barcos autónomos navegarán por los canales de Amsterdam el próximo año, según informa El Instituto de Amsterdam para Soluciones Metropolitanas Avanzadas (AMS).

Respaldada por investigadores del MIT y dos universidades holandeses — Delft University of Technology y Wageningen University & Research — el proyecto desarrollará los primeros barcos robot que podrán navegar por vías acuáticas sin necesidad de un capitán.

Relacionado: La marina de EE.UU. prueba con Barcos-Dron

“Imaginen una flota de barcos autónomos para el transporte de bienes y personas”, dijo Carlo Ratti, ingeniero del MIT.

El presupuesto del proyecto costará unos $27.8 millones de dólares, de los cual la institución educativa estadounidense financiará $22.3 millones.

Para Ratti, esto abre el camino a infraestructuras flotantes temporales y dinámicas que “pueden ser montadas y desmontadas en cuestión de horas”.

El proyecto ha sido pensado debido a la cantidad de agua que se encuentra en el país. Una cuarta parte de Amsterdam está cubierta por agua, por lo que tiene sentido desarrollar barcos autónomos. La flota de barcos, conocido como Roboat, circulará la capital holandesa transportando mercancía y personas

Según Arjan Van Timmerren, director científico del AMS, los Roboat también se podrán utilizar para medir la calidad del aire y del agua en la ciudad. Estas embarcaciones ofrecen enormes posibilidades y podrían ayudar en cuestiones medioambientales y sanitarias.

El proyecto también se analiza en la ciudad de Boston, donde ya existen problemas con las mareas crecientes, dijo Timmerren.

Los investigadores esperan lanzar el primer prototipo de Roboat durante el próximo año.

Sin embargo, Roboat no será el primer barco capaz de navegar sin tripulación. La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA, por su siglas en inglés), también ha desarrollado una flota de barcos sin tripulación. Las alargadas naves de 132 pies son capaz de alcanzar una velocidad de 27 nudos. Las naves ya realizaron su primera prueba en abril en la ciudad de Portland, Oregon.