Este perrito-robot puede ser la perfecta compañía para ancianitos solitarios

Una innovación tecnológica podría ayudar a los ancianos a lidiar con uno de sus mayores problemas: la soledad. Si bien los avances de la medicina moderna permiten a las personas vivir por más años, a medida que la población aumenta y las personas envejecen, muchos ancianos comprueban con tristeza que la sociedad está mal equipada para ofrecer la atención física y emocional necesaria en esa época de su vida.

Pensando en esta situación, la empresa Hasbro ha ampliado su alcance demográfico de juguetes, con la creación de un par de mascotas virtuales que están destinadas a hacerle compañía a las personas de edad avanzada. Como parte de su línea de productos “Alegría para todos”, el año pasado lanzaron al mercado un par de gatos robóticos, y ahora anunciaron la creación de una nueva mascota: un perrito Golden Retriever.

Relacionado: Marty es un robot que enseñará a tus hijos a programar

Estos juguetes están diseñados para responder a las señales vocales y el contacto físico, de la misma manera que una mascota real. Por ejemplo, si le tocas la mejilla, el perrito acerca su nariz a tu mano, y si le acaricias la espalda, podrás escuchar tenues latidos del corazón. Cuando le hablas, te responde con un alegre ladrido, y al dejarlo solo por varios minutos, se recuesta a dormir.

Si alguna vez tuviste mascotas, tal vez estés de acuerdo conmigo en que estos animalitos robóticos parecen tener varias ventajas: no necesitas alimentarlos, no van a destruir tus muebles ni tus zapatos, no van a atacar a tus invitados, y, mejor aun, no tienes que limpiar sus travesuras si no alcanzaste a sacarlos de paseo. Pero por otra parte, el afecto y compañía nunca van a compararse a los de una mascota real.

De todas formas, estas mascotas virtuales han demostrado ser compañeros efectivos para algunas personas de edad avanzada que se sienten solitarias, y que de otra manera no podrían ocuparse del cuidado diario de un animalito. En una serie de pruebas realizadas en Holanda, un robot inteligente llamado Alice fue altamente aceptado entre los participantes, pese al escepticismo inicial.

Con un precio de $120 dólares este cachorro no es barato, pero cuesta menos que un perrito de verdad. Además, para algunas familias, esta podría ser una buena inversión para hacerle compañía a la abuelita hasta la próxima visita.