El Mundial de fútbol de robots comienza en Alemania

La RoboCup 2016 comenzó este jueves en Leipzig, Alemania, con cerca de 3,500 participantes procedentes de 45 países.

El evento, que se estrenó por primera vez en Nagoya, Japón, en 1996, busca desarrollar unos robots capaces de vencer a la selección campeona del Mundial FIFA en el año 2050. Aunque suene lejano y muy complicado, cada año los robots de RoboCup sorprenden por sus avances en el sector tecnológico.

Relacionado: Este robot tiene las características de un personaje de Pixar

Asimismo los organizadores de la competencia buscan promover la creación de robots inteligentes para ser utilizados en la industria, tareas domésticas y labores de salvamento.

“Siempre me sorprende la calidad científica y el rápido crecimiento de RoboCup”, dijo Gerhard Kraetzschmar, director del torneo este año. “El carácter competitivo incentiva a nuestros participantes a seguir innovando, los resultados son de gran relevancia para la sociedad, la ciencia y la economía”.

Robots de todo el mundo participarán en el torneo que se extenderá hasta el próximo 4 de julio.

Las reglas del juego son muy similares al juego tradicional. Los partidos tienen una duración de dos tiempos, cada uno de 10 minutos. La cancha mide 9×6 metros con cuatro cámaras que facilitan información de los equipos definiendo el comportamiento de los robots.

Los robots son completamente autónomos. Es decir, operan de acuerdo a su programación ya establecida con la capacidad de responder a las actuaciones de sus rivales.

robo-720x720

El torneo también incluye otras competiciones. En RoboCupRescue, los robots simulan misiones en las que deben rescatar a personas en situaciones de peligro. RoboCup@Home se trata de demostrar  el funcionamiento de los robots en tareas domésticas. Mientras tanto, RoboCupJunior incluye proyectos de jóvenes de hasta 19 años de edad con categorías como baile, rescate y fútbol.

La RoboCup ya se ha llevado a cabo en Singapur (2010), Estambul (2011), Ciudad de México (2012), Eindhoven (Holanda, 2013), João Pessoa (Brasil, 2014) y Hefei (China, 2015).