El robot autónomo de Panasonic podría robarte el trabajo

Japón es un país conocido, desde hace mucho, por liderar o estar a la vanguardia cuando se trata las tecnologías más cool.

De manera que tiene sentido que HOSPI(R), el robot de entrega autónoma, se esté probando en el país nipón.

Relacionado: Este robot dobla tu ropa a la perfección

HOSPI(R) se encuentra en este momento en el ANA Crowne Plaza Narita. Y, según explica Panasonic, el robot “se moverá por el vestíbulo ofreciendo bebidas a los huéspedes del hotel. Y también proporcionará información sobre las salidas de los autobuses”. Es más, HOSPI R) estará allí hasta el próximo miércoles, ya que después se trasladará a la sala de viajes del aeropuerto internacional de Narita del 23 al 27 de enero.

Allí actuará como un ayudante de camarero, llevando los platos sucios después de que el personal los cargue en el compartimiento de almacenamiento que HOSPI(R) esconde en su espalda. El pequeño y robusto robot se ha utilizado ya en algunos hospitales de la zona, entregando medicamentos a médicos y realizando otras otras tareas similares.

Tiene cinco pies de altura y una simpática “cara” animada. Además, puede comunicarse a través de sus altavoces. En un guiño hacia los fans de Doctor Who, Slashgear explica que HOSPI(R) “se asemeja a un Dalek, aunque uno con una cara más simpática y amistosa.

De nuevo, el HOSPI(R) es otro ejemplo de cómo la tecnología puede asumir potencialmente algunos trabajos humanos. ¿Son los robots el futuro? ¿Cuántos trabajos podrían desaparecer con las nuevas tecnologías? Son sólo algunas de las preguntas que surgen ante el avance de la tecnología.

Mientras, las empresas ven la robótica como una manera para “mejorar” la eficiencia, al mismo tiempo que evitan pagar un salario por realizar ciertas tareas.

Sin embargo, Panasonic dice que “por el momento, no hay planes para introducir el HOSPI(R) en el Aeropuerto Internacional de Narita y el ANA Crowne Plaza Narita de manera permanente.” Aunque sabemos que esto puede estar sujeto cambios, por supuesto, porque nos estamos acercando cada vez a una vida con robots.