Los datos de la primera misión a Marte están siendo digitalizados

Hace 40 años el Viking de la NASA se convirtió en la primera nave construido por el ser humano que aterrizó con éxito en Marte.

Durante su recorrido por Marte, Viking 1 grabó la composición de la superficie del planeta “rojo.” Además realizó pruebas biológicas para averiguar se existió vida en el planeta.

Relacionado: Un viaje espacial de un año por la Tierra gracias a la cámara EPIC de la NASA

viking_biology_microfilm.jpg

Toda esa información quedó grabada en los microfilms analógicos de la NASA. Para no perder dichos datos, la agencia quiere digitalizar esta valiosa información.

El encargado de la nueva misión de la NASA es David Williams, científico curador del Archivo de informaciones espaciales de la NASA. Junto con su equipo y un lector de microfilms planean digitalizar todos los rollos del Viking.

“Recuerdo que sostuve el microfilm en la mano por primera vez, pensando que habíamos hecho este increíble experimento y que solo quedaba eso”, dijo Williams. “Si algo llegara a suceder, se perdería para siempre. No podía prestar el microfilm porque ere todo lo que había”.

Aunque suene sorprendente, la información colectada por el Viking aún sigue siendo útil para las nuevas misiones de la NASA. Los datos se han utilizado para desarrollar los Rovers actuales.

Además, la información se utilizará para comparar los datos enviados por el Curiosity y también será esencial para comparar los datos que recogerá el Rover Mars 2020.

De esta manera se podrá estudiar como ha evolucionado el planeta durante los últimos años. Además, el público tendrá acceso a los datos del Viking, ya que la NASA planea aumentar su accesibilidad cuando estén en forma digital.

“Viking todavía se utiliza 40 años más tarde”, explica Danny Glavin, director asociado de ciencia estratégica en la división de exploración del Sistema Solar de la NASA. “Se que los mismo será cierto para SAM”, el instrumento encargado de identificar las moléculas de Marte.