Este robot cocina y sirve salchichas como el mejor maestro de la parrilla

¿Cansado de estar sobre una parrilla caliente mientras que el resto de invitados se divierten? Tal vez necesites un robot que se haga cargo de estas tareas.

El FZI Research Center en el Instituto de Tecnología de Karlsruhe conectó un robot a un par de tabletas, una parrilla de gas, y algunos embutidos y platos, y lo puso a trabajar en una fiesta en Berlín, según ha informado Quartz.

Relacionado: Obi, el brazo robótico que alimenta a la gente con discapacidad

Para montar el Bratwurst Bot el equipo utilizó un brazo robótico estándar de Universal Robots, una pinza de dos dedos de Schunk, y unas pinzas de parrilla regulares.

El montaje robótico fue controlado por una interfaz web del sistema operativo Robot (ROS) que aparece en una tableta. Una segunda tableta muestra la “cara” del robot que lleva un sombrero a modo de chef. Dos cámaras de visualización RGB se utilizan para ayudar al robot a saber dónde colocar y cómo hacer bien los pedidos. Las cámaras también se utilizan para avisar cuándo es el momento de dar la vuelta a la carne para que esté bien cocinada, pero no se queme.

Los huéspedes ponen sus pedidos en una de las tabletas dando sus nombres, el número de salchichas que quieren y la forma en que las quieren cocinadas. Cuando el robot determina que las salchichas están hechas, las recoge, los coloca en un plato y mira el nombre del huésped. A menudo, hace alguna observación ingeniosa o graciosa como “und fettig Heiss” que se traduce como “caliente y grasienta”. Además, el robot también mueve su bigote al poner las salchichas en los platos.

El Bratwurst Bot fue montado y utilizado para demostrar el nivel de desarrollo de la robótica de FZI. Más de 200 salchichas se hicieron y se sirvieron de manera autónoma. Los robots como el Bratwurst Bot podrían aparecer, o no, pronto en los restaurantes, pero lo que sí es bastante tranquilizador, según ha informado Quartz, es que éste fue capaz de completar sus tareas sin quemar o matar a nadie. Así que, como dice el Bratwurst Bot, “Lass es dir schmecken!” ( “¡Buen provecho!”)