La realidad virtual ayuda a enjuiciar criminales de Auschwitz

Más de siete décadas han transcurrido desde que los últimos prisioneros de Auschwitz fueron liberados, pero no todos aquellos responsables de las atrocidades que sucedieron en el lugar, fueron llevados a los tribunales.

Ahora, gracias a la realidad virtual, se pueden capturar estos criminales de guerra. Expertos digitales reconstruyeron en realidad virtual el complejo de Auschwitz- Birkenau.

Relacionado: Google presenta Daydream View, una cómoda forma de disfrutar de la RV

Más de un millón de personas perdieron sus vidas en este sitio durante la segunda guerra mundial. Y en esta versión de realidad virtual, los investigadores pueden “ver” como nunca antes.

En esta versión de Auschwitz los oficiales se ponen dispositivos que les permiten caminar el campo como miembros de la SS, viendo lo que sucede, con los ojos de criminales.

“La versión ayudará a contradecir las declaraciones de los sospechosos que afirman que no vieron ejecuciones extrajudiciales o marchas hacia las cámaras de guerra”, afirma Jens Rommel, Director de la Oficina Federal Alemana para la Investigación de Crímenes Nazis  a la NBC.

A pesar de que durante mucho tiempo los sospechosos se han defendido diciendo que no sabían lo que sucedía en el campo, Rommel afirma que este modelo examina las intenciones.

“Este modelo puede ayudar a responder la pregunta sobre el conocimiento de un sospechoso acerca de las marchas de cientos de personas hacia las cámaras de gas, añade.

El modelo fue creado por Ralf Breker, Experto en Imágenes Digitales de LKA. En entrevista a la AFP, afirma “es mucho más preciso que Google Earth. Utilizamos dispositivos modernos de realidad virtual que existen en el mercado. Cuando haces zoom, puedes ver hasta los detalles más pequeños”, afirma Breker.

Relacionado: HTC invierte $10 mil millones para impulsar la realidad virtual

A la larga, se espera que esta simulación ayude en el proceso de acción judicial contra criminales de guerra que habrían participado en el Holocausto.

Breker afirma que visitar y construir este campo virtual fue “una de las tareas más difíciles” que él y sus colegas han experimentado.