Con esta cámara puedes llevar objetos reales a un mundo holográfico de RV

Los aficionados a la fotografía que quieren llevar la experiencia a un nuevo nivel, ya pueden hacerlo gracias a una nueva cámara que les permitirá disfrutar una experiencia inmersiva de realidad virtual.

A principios de este mes, Dotdotdash dio a conocer la D3-U, la primera cámara de realidad virtual. Pero esta no es una cámara de 360 grados que toma fotos o video, sino una cámara que tú puedes llevar físicamente contigo a un mundo virtual, y ver objetos reales como hologramas.

Relacionado:  Mira este video grabado con un Iphone 7 que puede competir contra una cámara de $50.000

El Vive Tracker, presentado en el Consumer Electronics Show la semana pasada, puede ser fijado a cualquier objeto, permitiendo a la computadora reconocer el elemento dentro de ese espacio virtual, y abriendo posibilidades a los desarrolladores para diseñar objetos para el mundo virtual. El D3-U de Dotdotdash es uno de los primeros accesorios diseñados para ser utilizados específicamente con el Vive Tracker.

Una vez conectado a través de un puerto USB, el Tracker permite que todos los controles de la cámara puedan trabajar dentro del mundo virtual. De esa manera, los jugadores VR pueden sacar tomas, grabar e incluso controlar el zoom de la cámara. Hay que aclarar que el D3-U no toma fotos en el mundo real, aunque los jugadores pueden guardar esas fotos virtuales e imprimirlas. En realidad, se podría comparar a un control de videogames diseñado para mirar, sentir y funcionar como una cámara dentro del juego que estés disfrutando.

Mientras que la cámara VR no está programada para estar disponible a la venta a corto plazo, el innovador concepto de Dotdotdash ofrece una visión de la tecnología que algunas compañías podrían adoptar en un futuro, ofreciendo a sus usuarios la posibilidad de llevar consigo dispositivos físicos a mundos virtuales.

Como si el concepto de D3-U no fuera lo suficientemente interesante, la cámara de realidad virtual también utiliza un visor holográfico para previsualizar las tomas fotográficas. La cámara incluso tiene sus propios filtros dentro de ese mundo virtual con diferentes opciones y ajustes, además de la vista regular de luz visual, como la opción de rayos X, la subatómica y la térmica.

Después de todo, prácticamente todo es posible en un mundo virtual imaginario.