podría haber una escasez de laptops

Fuentes desconocidas en la cadena de suministro afirman que hay una escasez de discos duros sólidos, baterías y pantallas para computadoras portátiles, ya que los proveedores están enviando pocas partes.

Las ventas de computadoras portátiles han aumentado y están más fuertes de lo que se esperaban.

Relacionado: El Acer Swift 7 sube la categoría de los portátiles Acer

Los fabricantes OEM de equipos portátiles (productos que utilizan repuestos de otras empresas y los venden a su nombre), han instado a los proveedores a incrementar el número de unidades de forma poco exitosa.

Esto está forzando a los OEM a buscar otros vendedores con la expectativa de poder cumplir con la demanda que usualmente hay a finales de cada año, durante las festividades navideñas, el viernes negro y el ciber lunes

De acuerdo a las fuentes, empresas como HP y Dell incrementaron las ventas con entregas de computadoras a entregar a finales del 2016 y principios del 2017.

Este incremento se debe al lanzamiento de nuevos procesadores de Intel, una buena aceptación de Windows 10 y a que los consumidores han decidido remplazar computadoras viejas con nuevas unidades.

Las ventas empezaron a incrementar durante el segundo trimestre de este año y subieron aún más durante el tercer trimestre.

Debido a este incremento, los OEM están intentando asegurarse de que obtendrán los componentes  para cumplir con las ventas. Están incluso dispuestos a pagar más dinero para obtener más volumen.

Pero el problema es que los proveedores no aseguran nada. Por eso, los fabricantes están intentando cerrar negocios con nuevos proveedores para asegurarse de cumplir con la demanda.

Las primeras señales de escasez iniciaron con las pantallas y después con las baterías debido a que los proveedores se empezaron a enfocar en los vehículos eléctricos en lugar de las computadoras, causando una escasez de baterías en dicho sector.

Debido a que muchas personas están comprando computadoras ultra delgadas, las cuales utilizan discos duros en estado sólido (SSD), lo cual ha causado una escasez de este componente.

A eso, se suma la bancarrota de Hanjin, una de las empresas de envíos de contenedores más grandes del mundo. Esta situación ha generado que los acreedores toemn control de los botes y terminales y hayan detenido las operaciones, causando demoras en las entregas.

Nuevos proveedores han empezado a enviar componentes que usualmente no participaban en la cadena de abastecimiento de las computadoras y se espera que mejoren su rendimiento el próximo año.

Relacionado: Los portátiles VAIO regresarán a Estados Unidos este otoño

Se espera que cuando termine el año, se hayan vendido más de 202 millones de computadoras alrededor del mundo. La industria piensa que la venta de computadoras tendrá un declive en los próximos años, mientras que la demanda de tabletas incrementaría en el 2017.