Este es el entretenido discurso del Director de Rogue One

Este año, el Festival South by Southwest marcó una especie de “regreso a casa” para Gareth Edwards, el director de Rogue One: A Star Wars Story, cuyo primer largometraje, Monsters, se estrenó hace casi siete años.

Con el éxito aún fresco de Rogue One, el cineasta fue uno de los oradores principales en el festival de este año. Su discurso cubrió todo, desde los inicios de su carrera y el proceso de llegar a donde está, hasta algunas anécdotas poco conocidas de Rogue One.

Relacionado¿Será que la nueva película de Star Wars nos traerá más que un solo Jedi?

El equipo de SXSW publicó recientemente su presentación y la hizo disponible en línea para cualquier persona que no haya podido asistir al festival anual, y al inicio de este artículo puedes ver la versión original de discurso completo en inglés. Es una charla entretenida e interesante, no solamente para los fanáticos de Star Wars, sino también para cualquier persona interesada en el negocio de las películas y el arte de la cinematografía.

Mientras que Edwards pasa gran parte del discurso hablando de su evolución como cineasta y sobre sus inicios, los fanáticos de Star Wars estarán particularmente interesados ​​en algo del material que da a conocer hacia el final del discurso, ya que comparte algunos detalles específicos sobre Rogue One.

Por ejemplo, como una divertida anécdota, Edwards cuenta que el nombre para el planeta Scarif en Rogue One vino de un incidente en el cual su nombre, “Gareth”, no fue escuchado bien por un barista de una cafetería, y Edwards terminó con una taza que tenía escrito el nombre “Scarif”.

Más adelante en el discurso, Edwards describe el proceso de llevar el droide K-2SO a la vida con el actor Alan Tudyk, y explica por qué hay una gran cantidad de material no utilizado de Tudyk cuando estaba improvisando líneas, que probablemente nunca verá la luz del día.

Pero más allá de toda la charla de Star Wars, el discurso es una fascinante muestra del proceso de pensamiento de un cineasta cuya carrera ha estado en una trayectoria de rápido crecimiento en los últimos siete años, y que se remonta al momento en que debutó Monsters en este mismo festival. Esa película del 2010 fue nominada para un Audience Award en el festival SXSW de ese año, y le proporcionó a Edwards la atención que lo llevó después a dirigir Godzilla en 2014, y finalmente Rogue One.

Todo eso es sin duda un gran logro para alguien que trabajaba desde casa como un artista de efectos visuales en su computadora hace menos de una década, y que después de años de trabajo y esfuerzo, cumplió su sueño.

Si aún no has tenido la oportunidad de ver Rogue One o si quieres volver a disfrutarla, podrás hacerlo cuando la película llegue al mercado de videos en casa el 4 de abril del 2017.