Google tendrá una multa récord

La compañía Google está acostumbrada a batir nuevos récords en la industria de la tecnología, pero en esta última ocasión seguro que hubiera preferido no hacerlo. Según el diario The Sunday Telegraph del Reino Unido, el gigante de las búsquedas con sede en Mountain View, California, se enfrenta ahora a una multa récord de 3,000 millones de euros, lo que se traduce en hasta $ 3,400 millones de dólares, por no cumplir las normas antimonopolio.

La multa, impuesta por la Comisión Europea, se produce como resultado de las acusaciones que pesaban sobre la empresa por promover sus propios resultados de búsqueda sobre los de sus rivales. Este caso ha estado en curso desde 2010.

Relacionado: Google es acusado de manipular los resultados de las búsquedas

Durante los últimos seis años, la Comisión Europa y Google han abierto un exhaustivo debate sobre las ventajas o no de que Google haya tomado un posición dominante en el mundo de las búsquedas en Internet. Aunque no es la primera vez que la empresa ha sido acusada de establecer un monopolio, el Telegraph informa ahora de que esto podría ser un “punto de inflexión en la batalla, sobre la competencia, entre Silicon Valley y Bruselas.”

La cifra de $ 3,400 millones de dólares no es ni siquiera la máxima multa posible.  Si la CE se saliera con la suya, Google podría llegar a pagar hasta 6,600 millones de euros o cerca de $ 7,500 millones de dólares. Esto representaría aproximadamente el 10% de sus ventas anuales.

Últimamente, parece que Google simplemente no puede tomarse un descanso, ya que la empresa también está siendo investigada por su “supuesto abuso de monopolio relacionado con software utilizado en los teléfonos inteligentes Android de Google”, según The Sunday Telelgraph.

Gran parte de la guerra que mantiene la Comisión Europea con Google, según estas fuentes, parece en gran medida simbólica, ya que una victoria enviaría un mensaje claro a otras corporaciones que parecen dominar demasiado algunas industrias. Hasta el domingo, Google no había respondido a esta multa, a pesar de sus siete años de historia con la Comisión Europea, lo que parece sugerir que este gigante seguirá luchando contra estas últimas acusaciones.

Google podría optar por ir a la corte, negarse a pagar la multa y empezar una batalle legal en el Tribunal de Justicia Europeo. Así que si pensabas que tener más dinero significaba menos problemas, aquí tienes una muestra de que esa premisa no siempre se cumple.