Twitter está siendo utilizado para rastrear terremotos

En un verdadero testimonio del poder de la gente, un mecanismo poco probable se ha convertido en una herramienta clave en el seguimiento y la detección de terremotos. Mientras que los sensores de alta tecnología no se pueden colocar en cualquier parte del mundo, las personas si pueden estar en cualquier parte del mundo, y la gente (más de 316 millones de ellos por mes, para ser exactos), utilizan Twitter.

Ahora, en un reciente blog de Twitter ha explicado cómo el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés) ha comenzado a depender de Twitter y de tweets para rastrear y detectar terremotos con sorprendente precisión y eficiencia. De hecho, gracias a Twitter, el USGS ahora pueden ser alertados de temblores en menos de 30 segundos – ¿cómo es eso de tener ojos y oídos en todas partes?.

Mientras que el USGS mantiene alrededor de 2,000 sensores de terremotos en tiempo real, la mayoría de los cuales se encuentran en los EE.UU., este número palidece en comparación con el número de usuarios de Twitter que son capaces de reaccionar y responder instantáneamente cuando la tierra se mueve bajo sus pies. En su blog, Twitter señaló: “Al principio, el personal del USGS era un poco escéptico de que Twitter podría ser utilizado como un sistema de detección de terremotos – pero cuando echaron un vistazo, se sorprendieron de la eficacia de los datos de Twitter para la detección”.

Con el fin de aprovechar la plataforma a su favor, el USGS preguntó a sus empleados Paul Earle, sismólogo, y a Michelle Guy, un desarrollador de software, para que echaran un vistazo a la API pública de Twitter. Mientras que aún empleando las mismas “series de eventos de tiempo” en sus técnicas de detección que la USGS utiliza al detectar terremotos, el equipo quería tomar las cosas un paso más allá y examinar cómo la gente hablaba de los terremotos al momento que suceden. Como era de esperar, Earle y Guy encontraron que en el caso de un terremoto, las personas que tuitearon al respecto mantuvieron su tweets cortos – a veces una sola palabra: “terremoto”.

Después de notar esta tendencia, el equipo del USGS decidió sólo examinar los tweets que constan de siete o menos palabras. Por otra parte, las notas del blog de Twitter, “También reconocieron que las personas que comparten una liga o el tamaño del sismo fueron significativamente menos propensos a estar ofreciendo de primera mano los informes, por lo que filtraron los tweets que compartieron una liga o un número”. Después de la aplicación de estos parámetros, el USGS determinó que “esta corriente filtrada resultó ser muy importante en la determinación de cuándo ocurrieron los terremotos en todo el mundo”.

Si bien esto no es necesariamente una innovación trascendental, tener una herramienta más en el arsenal de la USGS ayuda a mantener a la gente segura y más consciente del potencial de las situaciones peligrosas. “No es un cambio revolucionario en lo que hacemos”, dijo Earle a CNN, “pero simplemente nos da ese minuto extra para empezar nuestra respuesta”. Y a veces, esos minutos extras hacen toda la diferencia del mundo.