Startup encuentra solución a la falta de sistema de aguas servidas en Perú

En los últimos años nos hemos acostumbrado a ver las startup de Indiegogo pidiendo nuestra ayuda económica para lanzar al mercado algún producto o aplicación que haga nuestra vida más confortable o, al menos, más fácil.

Sin embargo, ese no es el caso x-runner, una organización sin fines de lucro creada por las peruanas Isabel Medem y Jesssica Altenburger, las cuales recurrieron al pedido de mecenazgo para paliar la falta de servicios sanitarios a las familias de los barrios más pobres en Lima, Perú.

Relacionado: Bill Gates financiará máquina que convierte excrementos en agua

“En la capital de Perú, hay alrededor de 2 millones de personas que todavía no tienen su propio baño, y sólo pueden hacer sus necesidades en unas letrinas de pozo”, explica Medem.

“Lima es la segunda capital más seca del mundo, y la ciudad se enfrenta constantemente a una escasez severa de agua. Por eso tuvimos que replantearnos el cómo proporcionar un saneamiento seguro a las familias, sin depender para esto de un sistema de alcantarillado a base de agua”.

“Lo encontramos en la empresa de origen sueco, Separett, los cuales fabrican un sistema de inodoros fiables y seguros que separan la orina de los excrementos, los que se recogen una vez por semana en bolsas y en un estado seco, siendo reciclados después como abono orgánico (compost), rico en nutrientes”, continúo Medem.

Los inodoros se instalan en base a un sistema muy simple: las familias interesadas se inscriben en un servicio de suscripción, cuyo precio asciende a un total de 13 Nuevos Soles (alrededor de $3.69 dólares) al mes, los cuales se pagan en bodegas, almacenes o agentes bancarios. Esto incluye también el servicio de recogidas de las bolsas de fertilizantes.

4608488471_606x557

“Gracias a las contribuciones de cientos de personas, hemos ya conseguido más de la meta inicial de  $25,000 dólares que nos habíamos propuesto para llevar dignidad y los derechos básicos a familias pobres de Perú. Nuestro próximo objetivo es expandir el programa a otros 10 barrios, doblando el impacto al alcanzar a más de 1,000 beneficiarios”, señaló Medem.