Información personal de 15,000 padres se ve comprometida

Una violación de datos en el Reino Unido ha puesto en peligro la información confidencial de más de 15,000 futuros (y recientes) padres y madres.

Según los informes, piratas informáticos atacaron la pasada semana el registro de direcciones de correo electrónico, nombres de usuario y contraseñas de la National Childbirth Trust (NCT).

Relacionado: Lo nuevo de los hackers: el RansomWare

Por suerte, los piratas no lograron acceder a datos sensibles ni a información financiera, y la misma organización ya ha contactado con todas las partes afectadas.

La NCT es una organización benéfica con sede en Londres que ofrece apoyo financiero y asesoramiento a los “cientos de miles” de padres y madres, tanto recientes como próximos a serlo. Y dada la naturaleza de por sí estresante de la paternidad temprana, tal violación de estos datos les llega a los afectados en un momento bastante desafortunado.

Este ataque es el último de una serie del que han sido víctimas las organizaciones de atención de la salud, desde hospitales a compañías de seguros. Los hackers han encontrado que muchas de estas organizaciones albergan verdaderos ‘tesoros’ de información personal, haciéndolos objetivos ideales para propósitos maliciosos. El año pasado, la compañía americana de seguros de salud Anthem vivió una de las mayores violaciones de datos de la historia, con 80 millones de registros comprometidos. CareFirst fue hackeada poco después, transparentando la información de cerca de 1.1 millones de sus pacientes.

Relacionado: Ashley Madison ofrese jugosa recompensa por información de hackers

La sola ocurrencia de este hecho constituye un motivo de preocupación, independiente de que esta violación de datos de NCT no es -ni mucho menos- tan devastadora como las del año pasado. “Hemos descubierto la infiltración este miércoles”, dijo un portavoz de la CNT en un comunicado, “por lo que se estableció inmediato contacto con todos los afectados, sugiriéndoles el cambio de su nombres de usuario y contraseñas. También hemos reportado el asunto a la policía y al Comisionado de la Información”.

Por su parte Nick Wilkie, CEO de NCT, también ha instado a los afectados a que cambien todas sus contraseñas que puedan: “Mientras se cifra la contraseña, como medida de precaución, yo le aconsejaría que cambiarán todas las contraseñas de otras cuentas o registros que utilizan estos detalles, tan pronto como les sea posible”.