Oregon investiga campaña de Kickstarter

La compañía Coolest Cooler basada en Oregon que recibió apoyo en Kickstarter, está siendo investigada de forma oficial por el Departamento de Justicia de Oregon (DOJ), después de que llegaran cientos de quejas de las personas que los habían apoyado en Kickstarter.

A pesar de que el producto se encontraba disponible para la venta, los demandantes no han recibido aún sus congeladores.

Relacionado: Kickstarter ha creado más de 300,000 trabajos

En caso de que no lo recuerdes, Coolest Cooler es una campaña de Kickstarter del 2014 que logró recaudar la increíble suma de $13 millones de dólares.

La empresa ofrecía una nevera para las fiestas al aire libre que venía con una licuadora y otros elementos útiles.

Pero las cosas no le salieron tan bien a la empresa. En abril, la firma contactó a sus patrocinadores, pidiéndoles más dinero, afirmando que el precio había sido muy bajo para ser viable.

Ahora, 5 meses después, la empresa está siendo investigada después de que los patrocinadores hicieran denuncias oficiales por no haber recibido sus productos, a pesar de que la empresa los está vendiendo ya en internet a un costo de $400 dólares y entrega en menos de 48 horas.

Siempre hay riesgos al apoyar estas campañas. Algunas veces te decepcionas del producto, pero usualmente el riesgo principal es que el producto o la idea falle en la fase de producción.

En este caso, el producto está ya disponible para lo que lo quieran compra, pero aquello que pagaron un costo menor y cuyo dinero permitió que la empresa saliera adelante, no han recibido su producto.

En su última actualización a la campaña, la empresa afirma que no puede enviar las neveras a los patrocinadores de forma masiva, ya que les cuesta mucho dinero.

The Oregonian ha reportado que el DOJ ha recibido más de 300 denuncias, mientras que la empresa afirma que son un poco menos de 200.

Según la empresa, el problema radicó en el programa Launchpad de Amazon. Ryan Grepper, el fundador y operador de Coolest Cooler afirma que el problema fue que la decisión de Amazon de vender las neveras en $225.

La empresa no estaría haciendo ganancias en las unidades que se suponía que debía haber enviado y el resultado es que las ventas externas están siendo utilizadas para incrementar el inventario y mantener a flote la empresa hasta que puedan enviarse las unidades a los promotores.

Relacionado: Amazon tendrá tienda de productos de Kickstarter

Es una historia muy compleja y si quieres conocer más pormenores, puedes visitar la página de Kickstarter de la empresa aquí