El nuevo reto de Netflix, las contraseñas que venden en el mercado negro

El ser una compañía global tiene muchas ventajas, pero también crea una serie de retos. Esto lo decimos porque desde que Netflix anunció su expansión internacional, el mercado negro de contraseñas ha aumentado exponencialmente.

Desde hace tiempo se sabia que hacker alrededor del mundo estaban vendiendo contraseñas de usuarios de Netflix, pero un nuevo informe presentado por la firma de seguridad Symantec, menciona que tras la reciente expansión internacional del sitio de streaming a 130 nuevos países el problema está incrementándose.

Relacionado: Nuevo website te permite ver Netflix sin restricciones

Con una base de datos bastante abultada, más de 190 países, no cabe duda de que los hackers de todo el mundo tiene a su disposición una gran oportunidad de tomar ventaja de las mismas; es decir hay más oportunidades robar y vender contraseñas.

El costo de una suscripción para el servicio de streaming, ya parece bastante razonable si nos fijamos en las alternativas (legales). Sin embargo, el aumento de la oferta de contraseñas de Netflix en el mercado negro comprueba que algunas personas están dispuestas a pagar mucho menos por el servicio.

De acuerdo con Symantec, los hackers sustraen las contraseñas a través de ataques conocidos como Phishing o suplantación de identidad – son técnicas de ingeniería social haciéndose pasar por una persona o empresa de confianza.

Un usuario de Netflix es engañado a través de un clic a un enlace malicioso que lo lleva a un correo electrónico o página web. Sin saberlo, entran a una pagina falsa de inicio de sesión para Netflix. El malware es también utilizado para obtener información de la cuenta, según lo señala la empresa de seguridad con sede en California.

El informe también revela que algunos ciberdelincuentes están vendiendo contraseñas de Netflix en la oscuridad por tan solo $0.25 centavos. Un anuncio presentado en la página web de Symantec muestra a un vendedor de contraseñas que ofrece una compra mínima de cuatro cuentas por un total de $1 dólar, mencionando que tiene 300,000 contraseñas en stock. Una de la condiciones – términos de servicio – es no cambiar detalles de la cuenta, ya que esto obviamente alertaría los datos del usuario.

Netflix cuenta con 75 millones de usuarios en todo el mundo, una cifra que indica que hay mucho potencial para el mercado negro de las contraseñas robadas. Así que todos a proteger y mantener nuestras medidas de seguridad al día.