¿Michelle Obama copia a Beyoncé?

La sección del programa de James Corden, Carpool Karaoke, consigue superarse cada vez. Y aunque, habitualmente, suelen ser actores, actrices y cantantes los que acompañan a Corden en su coche entonando varias canciones, esta vez el presentador inglés ha ido un paso más allá y ha conseguido colarse en la Casa Blanca.

Sin ir más lejos, Corden ha dado un paseo con la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama. Y no sólo eso. Corden ha conseguido que la esposa del presidente cantara y se animara con varios temas, entre ellos el Single Ladies (Put a Ring on It) de Beyoncé.

Relacionado: La Primera Dama abre cuenta de Snapchat

Una vez más, Michelle Obama ha demostrado su buen carácter y que no le importa prestarse a este tipo de encuentros informales, en los que puede mostrar su faceta más divertida y alocada.

Así, en el Carpool Karaoke que se emitió este miércoles por la noche en la CBS, la primera dama empieza explicándole a Corden dónde se encuentran algunos de los espacios más emblemáticos de la residencia presidencial desde el coche, como por ejemplo, el Despacho Oval.

Y es que, por motivos de seguridad, no pudieron salir de las inmediaciones de la Casa Blanca. Después, ella misma anima al presentador a poner música y ambos cantan juntos algunas canciones, como el tema de Beyoncé y Signed, Sealed, Delivered I’m Yours, de Stevie Wonder, uno de los cantantes favoritos de Michelle Obama.

Después de estas dos grandes canciones le tocó el turno a This Is For My Girls y fue entonces cuando apareció la cantante Missy Elliott en el asiento de atrás del coche. Antes de entonar este tema, Michelle Obama había recordado su iniciativa Let Girls Learn que ha promocionado por varios países, entre ellos España, donde la primera dama ha estado con sus hijas recientemente.

Finalmente, Corden detiene el coche frente a la residencia de los Obama y se despide de la primera dama después de que ella misma recordara que la única vez que ha cantado en un coche, ocupando el asiento del copiloto (como en el programa) fue cuando una de sus hijas estaba aprendiendo a conducir en los más de siete años que vive en la Casa Blanca. De manera que estamos seguros de que Michelle Obama ha disfrutado, y mucho, de esta experiencia.