El creador de la World Wide Web está alarmado por su uso actual

El inventor de la World Wide Web, y una de las “100 personas más importantes del siglo XX”  por la revista Time, Tim Berners-Lee, es un científico y académico cuya labor visionaria e innovadora ha transformado casi todos los aspectos de nuestras vidas.

Y ahora, en el vigésimo octavo aniversario de su creación, el científico informático está alarmado por lo que le ha sucedido en los últimos tiempos. En una carta abierta, describió su preocupación relacionada sobre cómo la web se ha convertido en una industria sofisticada, orientada a aprovechar enormes cantidades de datos personales.

RelacionadoEstudiante crea detector de noticias falsas con inteligencia artificial

“En los últimos doce meses, me he preocupado cada vez más por tres nuevas tendencias, que creo que debemos abordar para que la web pueda cumplir su verdadero potencial como una herramienta que sirve a toda la humanidad”, dijo en un comunicado emitido Desde Londres.

Las tendencias que él menciona incluyen datos personales comprometidos, noticias falsas que “se han extendido como un incendio forestal”, y la falta de regulación en la publicidad política, lo que podría amenazar la democracia.

“Incluso en países donde creemos que los gobiernos tienen realmente los mejores intereses de los ciudadanos, vigilar a todo el mundo, todo el tiempo, simplemente va demasiado lejos”, dijo, en una clara alusión a la reciente divulgación de documentos de WikiLeaks relacionados a invasivas operaciones de vigilancia de la CIA. “Esto crea un efecto escalofriante en la libertad de expresión y evita que la web sea utilizada como un espacio para explorar temas importantes, como temas de salud sensibles, sexualidad o religión”.


Cuando Berners-Lee presentó su propuesta original para la Web hace casi tres décadas, la imaginó como una plataforma abierta que permitiría a todos, en todas partes, compartir información, acceder a oportunidades y colaborar a través de fronteras geográficas y culturales. Pero, según demuestran sus últimas declaraciones, sus intenciones originales han sido fuertemente sacudidas por una serie de hacks de alto perfil, la difusión de noticias falsas, y el uso indiscriminado de la ciencia de datos.

La preocupación final del científico es que es muy fácil que información errónea se pueda difundir en la web. Esto ocurre en gran parte porque ha habido una consolidación enorme en la forma en que la gente encuentra noticias e información en línea a través de plataformas como Facebook y Google, quienes seleccionan el contenido basándose en algoritmos que aprenden de la recolección de datos personales.

Berners-Lee dijo que la Web Foundation, la organización que fundó en 2009 dedicada a la mejora y disponibilidad de la web, está trabajando en estos temas como parte de una estrategia de cinco años.  “Nos ha llevado a todos a construir la web que tenemos, y ahora nos toca a todos construir la web que queremos, para todos”.