Google actualiza su política de datos de usuarios

Cuando se trata de Google Chrome, la honestidad es la mejor política. Y ahora, esto se ha transformado casi en un ‘mantra’ para la gente de la Chrome Web Store. Mantra que, además, intentan hacer cumplir para todos sus desarrolladores.

El viernes, Google actualizó su política de datos de Chrome, y el gran vencedor —si es que pudiésemos decirlo así— fue la transparencia. Y es que en virtud de sus nuevas disposiciones, los usuarios de Chrome pueden estar seguros de que las políticas existentes se han ampliado “para garantizar la transparencia en el uso de los datos de una manera que sea consistente con [sus] deseos y expectativas”-

Relacionado: Google Drive se integra a Whatsapp

De acuerdo con las normas actualizadas, los desarrolladores están ahora obligados a ser transparentes con el manejo de los datos de los usuarios, así como dar a conocer sus prácticas de privacidad. Además, se les obliga a publicar una política de privacidad y de uso de encriptación al manejo de la información personal o confidencial. Por último, se les ha de pedir a los usuarios su consentimiento para la recogida de datos personales o confidenciales cuando el uso de los datos no está relacionado con una característica prominente.

La medida parece ser el último intento de Google por asegurar una imagen de absoluta seguridad en la web. En 2015, el gigante de la tecnología bloqueó todas las extensiones de Chrome Web Store, y también rechazó la instalación en línea de extensiones “engañosas” de Chrome.

Relacionado: Google Voice Access te dejará controlar tu celular por comandos de voz

“Los principios de la transparencia y la elección más de cómo se han de manejar los datos personales de los usuarios, han sido durante mucho tiempo una pieza fundamental en la filosofía de Google,” señaló la empresa en una publicación de blog. “Desde el principio, Chrome ha incluido funciones de protección de privacidad para dar a los usuarios el control sobre su experiencia de navegación, incluyendo el modo de incógnito, y otras preferencias de privacidad granular”.

Los desarrolladores que violen esta nueva política serán notificados de sus transgresiones, y según Google tendrán hasta el 14 de julio de este año para hacer los cambios necesarios. Si no cumplen, a partir del 15 de julio quedarán fuera de la Web Store.