El discurso revelador de una joven estudiante de Texas

Una joven estudiante. Su nombre es Larissa Martínez. Fue la mejor estudiante de secundaria de la McKinney Boyd High School, en Texas. Por ello, ella era la encargada del discurso el día de su graduación. Hasta ahí, todo muy normal.

Sin embargo, el discurso de Martínez fue diferente y llamó la atención de todos los asistentes. ¿El motivo? Martínez es una inmigrante sin papeles, indocumentada que vive desde hace años en Estados Unidos. “Una parte de mí se siente como si estuviera destinada a hacer esto”, dijo Martínez sobre su discurso, tal y como recoge la cadena de televisión ABC.

Relacionado: Sistema de inteligencia artificial promete escribir discursos políticos

Hasta el momento del discurso, Larissa Martínez apenas había compartido su historia con un reducido número de amigos, pero la joven decidió que era el momento de hacer partícipes a otros muchos estudiantes de su situación personal y legal.

La madre de esta joven estudiante dejó México en 2010. Con una figura paterna que no era muy buen ejemplo para sus hijas, Deyanira Contreras, la madre de Larissa, se marchó con sus dos niñas a Estados Unidos en busca de una vida mejor.

Llegaron con un visado de turista, pero se quedaron en el país por más tiempo. Hace siete años, solicitaron la ciudadanía, pero el proceso sigue abierto y todavía están a la espera de legalizar su situación en el país.

Sin nombrar al pre-candidato republicano Donald Trump, Larissa Martínez explicó la otra cara de la moneda, la de los inmigrantes indocumentados que llegan a EEUU con la idea de un futuro más próspero.

“Estados Unidos puede ser grande de nuevo (aludiendo al eslogan de Trump) sin construir un muro basado en el odio y el prejuicio”, dijo la joven. Sus palabras calaron tanto en el público asistente que Martínez recibió una calurosa ovación tras su discurso.

Esta joven estudiante cuenta ya con una beca para estudiar en la prestigiosa universidad de Yale y entre sus sueños se encuentra el de convertirse, algún día, en una neurocirujana.