Contenido extremista fuerza empresas a retirar sus anuncios de Google

AT&T, Verizon, Enterprise Holdings y otras grandes compañías estadounidenses están retirando su publicidad de YouTube y consecuentemente de millones de sitios asociados a la red de anuncios de Google, después de que se revelara que algunos de sus anuncios han aparecido junto a videos ofensivos y extremistas en YouTube.

La medida representa un significativo problema comercial para Google. AT&T y Verizon están entre las principales compañías en el mundo que invierten grandes cantidades de dinero en publicidad, y sus decisiones de dejar de comprar anuncios de YouTube temporalmente podrían hacer que otros grandes anunciantes estadounidenses sigan su ejemplo.

“Nos preocupa profundamente que nuestros anuncios puedan haber aparecido junto con contenido de YouTube que promueve el terrorismo y el odio”, dijo un portavoz de AT&T a Business Insider en una declaración escrita. “Hasta que Google pueda asegurarse de que esto no vuelva a ocurrir, estamos eliminando nuestros anuncios de las plataformas de anuncios de Google”.

Por su parte, un portavoz de Verizon dijo a Business Insider: “Una vez que nos notificaron que nuestros anuncios estaban apareciendo en sitios web no aprobados, tomamos medidas inmediatas para suspender este tipo de colocación de anuncios y lanzamos una investigación”, dijo. “Estamos trabajando con todos nuestros socios de publicidad digital en identificar los vínculos débiles, para que podamos evitar que esto suceda en el futuro”.

Esta situación fue traída a la luz por primera vez por U.K. Times, quienes acaban de informar que Johnson & Johnson, la multinacional farmacéutica estadounidense, se convirtió en la última marca en sacar su publicidad de YouTube.

Verizon, operador de telefonía móvil y quinto mayor anunciante estadounidense, AT&T, la compañía de telecomunicaciones más grande del mundo, Enterprise, la compañía de alquiler de coches más grande del mundo y GSK, la compañía farmacéutica británica con una fuerte presencia en los Estados Unidos, suspendieron la publicidad en la plataforma de video de Google luego de que Times descubriera que estaban siendo promovidos a lado de contenido extremista.

Más de 250 organizaciones como el Gobierno Británico, Toyota, Tesco y McDonald’s ya han dejado de anunciar a través de YouTube en el Reino Unido.