Cómo localizar a los que venden tu dirección de Gmail

¿Quieres saber quién está vendiendo tu dirección de correo electrónico, provocando una serie de correos spam que no deseas? ¿Alguna vez ha comenzado a recibir correos electrónicos regulares para los cuales —lo sabes— nunca te inscribiste?

Boletines de noticias. Ofertas. Esa clase de cosas. Es posible que algún sitio al que sí te inscribiste le esté vendiendo tu dirección a un tercero. Y eso, amigo mío, no está nada bien.

Relacionado: Gmail te avisará si eres un objetivo del Gobierno

Con un poco de planificación, puedes hacer un seguimiento del correo electrónico no deseado, para ver exactamente que está vendiendo tu información a través de Internet.

Una cosa: esto sólo funciona si se utiliza una dirección de correo electrónico de Gmail. Digamos que tu correo electrónico es brian@gmail.com. No tengo ni idea de quién tiene dicha dirección de correo electrónico. Probablemente, de alguien en Google… Cómo sea: cuando se le das tu dirección de correo electrónico a cualquier sitio web, en lugar de escribir brian@gmail.com, puedes escribir brian+website@gmail.com, en donde “website” es el nombre de cualquier sitio web en el que estás firmando. Google no lee el signo más, así que cualquier cosa después de este es irrelevante, y sólo va a leer el correo electrónico como brian@gmail.com.

Por ejemplo, te interesa recibir cierta información del sitio web Las Pipas del Loro; te suscribes a ella, y cuando te pida que escribas tu dirección de correo electrónico, escribes brian+pipas@gmail.com (no es necesario que escribas el nombre completo, ni que añadas el .com. Solo un nombre que te lo recuerde). Si todo va bien, comenzarás a recibir información de este sitio web…

Pero quizá, en un tiempo más, comienzas a recibir otros mails de los que nada quieres saber. Entonces, vas y abres el mensaje no deseado, y te fijas que abajo del nombre del remitente, hay una pequeña pestaña que dice “Para mí”. Al abrirla, miras en la línea que dice “Para:” y descubres que dice: “brian+pipas@gmail.com” <brian+pipas.com@gmail.com>

¿Qué significa esto? Pues que los amigos de Las Pipas del Loro le han vendido tu correo electrónico a alguien más. Así de simple. Los has cazado.

Relacionado: Un ruso tendría 272 millones de contraseñas de sitios populares

Obviamente, debes recordar de ahora en adelante este sistema, agregando el símbolo + seguido del nombre del sitio web al cual te estás suscribiendo. La venta de direcciones de correos electrónicos es ilegal en algunas partes (no en todas), y suele casi siempre provocar molestias, y casi ningún beneficio.