Amazon quiere eliminar los hoverboards de su sitio

No es sorprendente que Amazon, luego de las numerosas noticias sobre hoverboards prendiéndose fuego, haya empezado a hablar con los fabricantes solicitandoles especificaciones de seguridad de los productos. Aquel que cumpla con los estándares de seguridad se queda, el que no, se va.

El gigante de ventas online incluso ya removió a algunos hoverboards de sus listas, según un reporte de The Verge.

Relacionado: El CES 2016 prohibe el uso de hoverboards durante el evento

Aunque estos segways sin manubrio —o swagways— ya son un éxito de ventas en esta temporada de fiestas, algunos de ellos son realmente peligrosos. No por la fácil que es caerse de ellos, sino porque se prenden fuego. El problema parece ser su batería de ion litio; distintos reportes informan casos donde las baterías, cuando se cargaban, se sobrecalentaron provocando llamas. Algunos de estos incendios terminaron consumiendo al hoverboard —y a veces también a los alrededores (ver foto). La mala calidad de los cables y/o enchufes también ha sido citada como otra responsable de los incidentes.

Incendio de hoverboard en Londres

Incendio de hoverboard en Londres

La popular marca Swagway comentó que Amazon envió recientemente una notificación a todos los vendedores de hoverboards, solicitando documentación que demuestre que los productos a la venta en el sitio cumplen con los estándares de seguridad requeridos.

La compañía originada en Indiana insiste que sus productos cumplen con los requerimientos de seguridad y felicita las medidas de Amazon que tienen como objeto sacar del mercado (o al menos del sitio) a los productos de mala calidad.

Sin embargo, varios links de Amazon a hoverboards desaparecieron en los últimos días, incluyendo algunos a productos de la marca Swagway, según informó Best Review.

Dependiendo del procedimiento que Amazon utilice para evaluar la documentación que presenten los vendedores, algunos modelos podrían reaparecer en el portal pronto, mientras que otros desaparecerán para siempre.

Relacionado: Continúa la polémica por los hoverboards en las calles de NYC

Las autoridades británicas mostraron la escala del problema cuando revelaron, a principio de mes, que el 90% de los 17,000 hoverboards que fueron enviados al Reino Unido en las últimas 6 semanas habían sido confiscados luego de no pasar las pruebas de seguridad.

También, como respuesta a los numerosos incidentes alrededor del mundo que involucran a los hoverboards en llamas, varias importantes aerolíneas de EE.UU han decidido prohibirlos a bordo de los aviones. “El problema son las etiquetas de las baterías de ion-litio, la información que proveen es pobre”, dijo la semana pasada un vocero de la aerolínea Delta, agregando que después de una mirada más atenta a las especificaciones del producto, se descubrió que los fabricantes de los hoverboards no proveen de manera consistente información ni del tamaño ni del voltaje de las baterías.

El crecimiento vertiginoso de la popularidad de las patinetas eléctricas ha visto a emprendedores y a pequeños negocios intentar sacar rédito de la nueva moda. Pero algunos de ellos, evidentemente, o no tienen las habilidades necesarias para crear un producto seguro, o eligen reducir los costos usando componentes de mala calidad.

Noticias sobre hoverboards incendiándose van a seguir surgiendo en el corto plazo, sin dudas. Va a ser necesario o que las autoridades identifiquen y saquen del mercado a los productos peligrosos, o que la locura y demanda por los juguetes-pero-no-tanto eléctricos se calme.