Ahora, cualquiera puede ir a Cuba y usar AirBnB

No tienes que ser estadounidense para alquilar una casa, departamento o habitación en Airbnb, y aunque quizás eso no sea ninguna novedad en muchos países, sí es algo completamente nuevo en Cuba. El domingo, la compañía de San Francisco recibió la venia de la administración de Obama para poder comenzar a ofrecer sus servicios en Cuba a cualquier ciudadano del mundo, sin importar la nacionalidad.

Airbnb fue una de las primeras compañías americanas en beneficiarse de la oportunidad Cubana cuando las relaciones entre las dos naciones comenzaron a normalizarse a finales de 2014. Pero, el alcance de lo que tenía permitido hacer era muy limitado —solo viajeros americanos podían usar el servicio para hospedarse en las isla. Pero ahora, se levantaron esas restricciones, y cualquier persona de cualquier país podrá usar Airbnb, lo que significará una fuente de ingreso adicional (importante) para muchos cubanos.

Relacionado: Viaja alrededor del mundo con estas 10 apps y sitios web de realidad virtual

La noticia llega en medio de la histórica visita del Presidente Obama a Cuba, la primera de un mandatario estadounidense en más de 80 años. Y aunque probablemente Obama no use Airbnb en Cuba, sí les está sirviendo en bandeja un excelente negocio (y a otras compañías hoteleras también). Desde el último abril, Cuba ha sido el mercado que más ha crecido para Airbnb, con 4,000 residencias agregadas en los últimos meses.

Empezando este 2 de abril, cualquier persona en el mundo que viaje a Cuba podrá contratar los servicios de Airbnb, y experimentar, de primera mano, la hospitalidad del pueblo cubano. Como informa el artículo de Associated Press, el alquiler de habitaciones ha sido parte de la economía cubana por décadas — de hecho, algunos cubanos incluso se han atrevido a convertir sus residencias privadas en pequeños hoteles.

Relacionado: Un nuevo traductor portátil ideal para vacaciones en el extranjero

“[Airbnb] era considerada una nueva idea, pero aquí el concepto de Airbnb ha sido parte de la cultura por mucho tiempo”, dijo el fundador de Airbnb Brian Chesky a CBS. “Ya había decenas de miles de personas que estaban alquilando sus habitaciones, por lo que no fue un riesgo importante [lanzar el servicio aquí]. Lo único que tuvimos que hacer fue convencer a la comunidad de que nos aceptaran”. Y, al parecer, sí lo han hecho.