Wi-Charge recargará las baterías del móvil con un haz de luz

La tecnología de carga inalámbrica requiere que los dispositivos móviles estén apoyados sobre una almohadilla que genera electricidad por inducción, es decir creando un campo electromagnético  que solo es eficiente hasta 4 centímetros de distancia.  La compañía “startup”  israelí  Wi-Charge , quiere dejar de lado las limitaciones con un nuevo producto del mismo nombre y cuya solución es tan sencilla  como cambiar una bombilla eléctrica.

La tecnología  que  Wi-Charge se encuentra desarrollando  se basa en rayos de luz infrarroja que  transmiten electricidad desde  un transmisor  instalado en el techo o pared, y enviada a cualquier dispositivo móvil que cuente  con un receptor.

Wi-Charge puede ser usado en lugares públicos o en  el hogar y   entrega automáticamente  hasta 10 vatios de energía en un radio de más de 18 pies (9 metros) para cargar uno o varios  dispositivos a la vez,  sin necesidad de utilizar cables.

La compañía asegura que la  luz  infrarroja (invisible para los humanos) no representa ningún daño para la salud.

Llegará al mercado en el 2016 y podrá ser adaptado a cualquier aparato que requiera recarga de sus baterías.