La Tidal House se adapta al aumento del nivel del mar

En 1995, cuando se estrenó la película Mundo Acuático (Waterworld) interpretada por Kevin Kostner, pudimos ver cómo sería la vida en caso tal de que los polos se descongelaran por completo y no hubiera tierra firme.

Hoy, 21 años después, la firma de tecnología y diseño Terry & Terry Architecture basada en San Francisco, ha tomado en serio esa sinopsis y ha diseñado un proyecto para un mundo como el que vimos en dicha película.

Relacionado: ¿Vivirías en una casa acuática que parece un ovni?

Es un proyecto arquitectónico que toma por sentado la existencia de un mundo donde el agua y los niveles del mar aumentan. El objetivo es poder crear comunidades de hogares que puedan responder a los desafíos medioambientales, sobre todo en caso tal de que los niveles del mar aumenten.

La firma adoptó el mismo principio de funcionamiento de las unidades de perforación mar adentro, lo cual les permitiría que las llamadas casas “Tidal”, se puedan desplazar cuando lo consideren necesario.

Vienen con sets de piernas independientes que nivelan el complejo después de moverse y permiten que cada dueño de una Tidal elija qué tan cerca a la superficie quiere estar.

Están diseñadas para ser utilizadas cerca a las actuales costas marinas, y no en mar abierto, ya que sus piernas no podrían alcanzar el fondo del océano.

En los renders originales, podemos ver cómo los techos esféricos permiten sobrellevar los vientos oceánicos y también cómo proveen suficiente área para instalar paneles solares.

De acuerdo a la página web de Terry & Terry, varias cosas podrán ser conectadas, creando una comunidad que tendrá un pasillo común para conectarlas. Pueden conectarse y desconectarse cuando quieran, en caso tal de querer retirarse a un área más tranquila.

Relacionado: Restaurante submarino más grande del mundo abrirá en Maldivas

Es apenas un proyecto diseñado en las computadoras, pero la Terry & Terry espera que la Tidal House sea una solución teóricamente posible en caso tal de que sea necesario utilizarlas en el futuro.

Las capas de hielo polar no desaparecerán  mañana, pero el hecho de que tantos arquitectos y diseñadores las estén imaginando muestra que nos estamos preparando para ese escenario.

Por ahora, lo único que debemos hacer es prepararnos y divertirnos viendo estas “casas acuáticas”.