Este refrigerador puede detectar comida contaminada

El refrigerador es el lugar donde mantienes la comida más básica para sobrevivir, pero también donde guardas la más preciosa, como un queso francés o un champán.

Pero algunas de ellas pueden ser también un buen lugar donde las bacterias peligrosas pueden anidarse y generar enfermedades asociadas a intoxicaciones por comida.

Relacionado: Desarrollan un láser revolucionario para enfriar líquidos

Es tiempo de que el refrigerador sea un aparato del siglo 21 e incorpore un láser que nos avise si hay microbios en nuestra comida.

Sería aún mejor si pudiera aniquilarlos y pueda salvar nuestro preciado queso francés, pero eso seguramente será una tecnología del futuro.

Este es sin embargo un buen paso. Alrededor de 50 millones de estadounidenses caen enfermos por intoxicaciones y 3,000 de estos casos terminan siendo víctimas mortales. Así que no te rías de esta tecnología que podría algún día salvarte la vida.

En la actualidad, la única “tecnología” que poseemos a nuestro alcance para detectar comida dañada es el olfato y la vista. Pero eso no es suficiente cuando se trata de ubica microbios que son los responsables de miles de muertes.

Pero el láser desarrollado por un grupo de investigadores del Instituto de Ciencias y Tecnología Avanzada de Corea sí puede detectar estos microbios.

El dispositivo es capaz de detectar el movimiento de bacterias que pueden estar viviendo en tus aperitivos, sin siquiera tocar la comida.

“Con solo medir los patrones de intensidad reflejadas a partir de muestras de comidas y analizando y correlacionando el tiempo, la presencia de microorganismos vivos puede ser detectada de froma no invasiva y con alta sensibilidad”, afirma el grupo en un informe.

Sin título

Relacionado: Cocinar en menos de 20 minutos es posible con el nuevo horno de Panasonic

Para probar la efectividad del láser, el doctor Jonghee Yoo y su equipo contaminaron un par de pechugas de pollo, una con E. coli y otra con Bacilus cereus. En la prueba, la técnica láser logró detectar las dos fuentes de contaminación, pero no puede diferenciarlas entre ellas.

Parece ser que el próximo paso será buscar una forma de incinerar la comida contaminada en su lugar (podría talvez lograrse con un láser de mayor intensidad). Pero por ahora, el equipo está contento con solo lograr detectar la contaminación.