Estudiantes de Copenhagen vivirán en contenedores flotantes

Pregúntale a cualquier estudiante universitario cuál es su principal preocupación durante sus años de estudio. La mayoría responderá que pagar la renta y los servicios los estresan más que las responsabilidades académicas.

Es una preocupación crónica y como encontrar el dinero es una tarea estresante, un proyecto llamado Urban Rigger busca aliviar a los estudiantes con su último proyecto.

Relacionado: Las escaleras son el pasado: esta casa tiene una pared para escalar

El proyecto re imagina lo que es el lugar de vivienda para los estudiantes, construyendo módulos de bajo costo en los muelles de Copenhagen.

Cada uno cuesta $600 dólares al mes. Realmente una ganga. Para hacerlas eficientes y bonitas, Urban Rigger cuenta con la ayuda de la firma de arquitectura Bjarke Ingels.

Dado que ambas firmas piensan que la falta de alojamiento para estudiantes está teniendo efectos en la juventud del país, una solución viable se necesitaba de forma inmediata.

Ya que los muelles de Copenhagen se encuentran en el centro, , Urban Rigger y Bjarke Ingels pudieron crear esta solución que no solamente es barata, sino que también cuenta con una ubicación fabulosa.

“Mi hijo mayor necesitaba un lugar donde quedarse mientras estudiaba”, afirmó el co-fundador de Urban Rigger, Kim Loudrup a Fact Co Design. “Cuando revisamos las opciones en internet, nos sorprendimos de la pesadilla que era encontrar vivienda (en Copenhagen)”.

La renta de $600 dólares provee un cuarto, un baño y una cocina. El resto de lugares de esparcimiento son compartidos con otros arrendatarios.

Para las firmas, era importante que se creara una situación de vivienda en la cual se pudiera promover crecimiento positivo entre los estudiantes mediante la existencia de jardines comunitarios, lugares para kayak, plataformas de baño y áreas para cocinar al aire libre.

“Muchas ciudades pos industriales están experimentando un abandono de sus puertos”, afirma un vocero de Ingels. La industria declina y hace que se muevan contenedores. Lo que sugerimos es inyectar nueva vida en ellos”.

Cada unidad de vivienda puede dar espacio a 12 estudiantes al mismo tiempo. Cada contenedor recibe energía de la masa térmica del agua para calentar o enfriar el interior, lo cual es increíblemente eficiente. Incluso la NASA ayudó y prensó un aerogel para sellar el interior.

Relacionado: Esta casa de Airbnb en Death Valley incluye un Audi R8 y un chef personal

Por ahora las unidades son experimentales, y las firmas esperan poder expandir esta propuesta en otras ciudades. Puede que vivir en un contenedor sobre el agua no sea lo más lujoso, pero es difícil no dejarse tentar por la ubicación y el costo.