Transforman viejo granero en elegante y moderna casa

Concebido originalmente como granero de trilla del siglo 18, el estudio de arquitectura Liddicoat y Goldhill del Reino Unido, transformó la vieja estructura en una residencia para el diseñador digital de John Sinclair y la diseñadora de moda Deborah Harvey, quienes rescatan obras arquitectónicas en peligro de desaparecer.

El inmueble (granero, establo y lechería) estaba en muy mal estado de conservación. La firma de arquitectos trabajó para salvar lo que podían, y así convertir el granero en un segundo hogar, lejos del ruido de la ciudad. A pesar de que los arquitectos querían mantener la “presencia inequívoca del granero”, añadieron todas las comodidades modernas como una caldera de calor geotérmica, lámparas LED y sistemas de seguridad.

Relacionado: ¿Quieres comprar una casa en Irlanda? Hazlo en Realidad Virtual

Las luces, el sistema de aire acondicionado y el sistema de seguridad están conectados a Internet, por lo que los propietarios pueden controlar su granero cuando viajan. También hay una chimenea integrada en la escalera de caracol, que conduce hasta la zona del dormitorio en el entrepiso.

Pero quizá lo más impresionante de la granja es la manera en que se transforma. Persianas que se abren y muestran una ventana giratoria que va hacia arriba y hacia abajo, como una especie de puerta de garaje de cristal, todo operado mediante cadenas y poleas. También hay una puerta tipo hangar que voltea hasta sobresalir en el patio. Todo permite a los propietarios aprovechar el paisaje rústico de la granja.

“Al inicio del proyecto, el roble verde original estaba en un estado lamentable”, explicó uno de los arquitectos en su sitio. Había que trabajar fuertemente en su reparación, y el granero ahora luce un exoesqueleto de acero con aislamiento que soporta la vieja estructura de madera.

Relacionado: OpenHouse utiliza las redes sociales para que encuentres la casa de tus sueños

El granero fue preseleccionado para el Premio Nacional de Arquitectura Stephen Lawrence, y el costo de renovación fue de más de $682,000 dólares (£480,000 libras esterlinas), de acuerdo con el portal Designboom.