Llega el Moto Z Play con una cámara Hasselblad

El Moto Z Play no es muy diferente a sus dos hermanos. El logo está ubicado más arriba y la cámara y flash frontal cambiaron de sitio. La parte trasera no tiene líneas arriba o abajo y la cámara sobresale tanto como en los otros dos modelos.

Por supuesto, el imán de 16 pies que conecta el celular con los Moto Mods está presente, al igual que el sensor de huella dactilar.

Relacionado: Diario de la IFA 2016: Día 1

Te gustará enterarte que la conexión de 3.5 mm para audífonos si viene en esta versión, rompiendo con la nueva tendencia impuesta por sus hermanos, que no vienen con esta conexión y necesitan un adaptador que viene incluído en la compra.

Es un poco más pesado que los otros Moto Z, viene con Qualcomm Snapdragon 625 y 3GB de RAM. Esto es menor a al Snapdragon 820 y de 4GB de RAM con el que vienen los otros Moto Z. Tiene 32 GB de almacenamiento, pero afortunadamente se puede expandir mediante tarjeta SD.

La pantalla de 5.5 pulgadas Super AMOLED es de 1,920 x 1080 pixeles, un poco menor que la de los otros integrantes de la familia Moto Z. La cámara trasera tiene 16 MP y la frontal, 5 MP.

La batería es de 3,510 mAh, 10mAh más grande que la del Moto Z y Moto Z Force, lo cual no es una diferencia muy notoria. El sistema operativo es Android 6.01 Marshmallow y seguramente será actualizado a Nougat una vez esté disponible.

Revisamos el celular y no vimos nada que nos hiciera dudar del rendimiento del teléfono. Vuela. Las aplicaciones se cargan rápidamente, no se calienta y no hay ninguna demora al cambiar de pantallas de inicio o al abrir el menú de aplicaciones.

Jugamos con algunas apps durante 30 minutos y se calentó solo un poco.

Viene con todas las características de software propias de la marca como lo son Moto Actions, Moto Displa y Moto Voice.

Al añadir los módulos o una simple carcasa trasera, el montículo de la cámara desaparece.

Si hay una falla en el diseño es el hecho de que los dos botones para el volumen y el de inicio tengan una separación exacta. Es difícil saber cuál se está apretando sin estar mirando.

El botón frontal, que es también el sensor de huella, apaga la pantalla. Es raro sentir que no te lleva a la pantalla de inicio.

Con el lanzamiento de este celular, Lenovo anunció un nuevo Moto Mod. Se trata de una Cámara True Zoom Hasselblad.

Al añadirla a la parte trasera del celular, obtienes un zoom óptico de 10x. La desventaja es que cuando se añade al Play, se siente todo muy grande.

El mod ofrece un botón especial para utilizar la cámara directamente, una palanca de zoom, un obturador y un flash.

La principal desventaja de este módulo es el tiempo que le toma a la cámara iniciar: entre 3 y 4 segundos. Además, la toma de fotografías es lenta, lo que quiere decir  que pueden quedar borrosas si no estás utilizando flash.

Relacionado: Apple podría usar pantallas microLED en los próximos iPhones

El Moto Z Play costará $450 dólares desbloqueado y $408 en Verizon. Puedes pre ordenarlo a partir del 15 de septiembre, pero solo llegará en octubre.

El módulo Hasselblad costará $250 dólares en Verizon y $300 en Motorola y estará disponible a partir del 15 de septiembre.