Esta cámara escoge, edita e imprime tus fotos con el toque de un botón

La primera cámara de cine para usuarios regulares de Kodak llegó con el lema “tú presiona el botón, nosotros hacemos el resto”. Ahora, una nueva compañía está llevando esa declaración al extremo para las cámaras digitales.

Relonch 291 es una cámara que se describe a sí misma como un servicio completo: el usuario pulsa el botón, y la inteligencia artificial de la empresa edita las mejores tomas, descarta el resto e incluso almacena las tomas totalmente editadas.

RelacionadoUn lente para cámara fue construido con una impresora 3D ¡y funciona!

La cámara viene cubierta de cuero disponible en varios colores, y es muy simple. De hecho, sólo hay un botón del obturador, botón de encendido, lente y un visor. Relonch dice que la cámara está diseñada para aquellos que nunca han tenido el tiempo para aprender a usar todos los controles en su DSLR.

Una vez que el pulses el botón, la imagen se subirá al servicio. Las mejores tomas son seleccionadas y editadas por el software AI, apodado Alfred, y devueltos al usuario a las 9 de la mañana al día siguiente, a través de la aplicación móvil de Relonch.

Pictured Technology es la plataforma de edición de Relonch, la compañía dice que el programa edita cada objeto de la imagen independientemente. Según la empresa, las condiciones de iluminación se tienen en cuenta en las ediciones de fotos, lo que ayuda a Relonch a lograr su objetivo de obtener imágenes que se vean tan vibrantes como las que recuerdas cuando las tomaste.

“No hay nada valioso en poseer una cámara que se estg llenando de polvo en el estante o que no sepas usar”, dijo Yuri Motin, cofundador de Relonch. “Nuestro objetivo es eliminar las innumerables complicaciones asociadas con la fotografía, por lo que elegimos crear la cámara como un modelo de servicio en lugar de simplemente hardware o software. Nuestro servicio da a los miembros la capacidad de centrarse exclusivamente en la experiencia, en el momento mismo”.

Con respecto al hardware, el Relonch 291 tiene el disparador (el botón que toma la imagen) y el visor, así como una tarjeta SIM que carga automáticamente los archivos. No hay pantalla LCD para ver las fotos, flash, zoom, o ni siquiera una tarjeta SD.

Además del hecho de que el Relonch remueve al usuario de casi todo el control sobre la imagen, a excepción de la composición y el tiempo, el servicio costará unos $99 dólares al mes. Ese costo incluye la cámara, así como el uso de datos, la aplicación y el servicio de edición de Inteligencia Artificial.

El servicio de cámaras de Relonch no se pondrá en marcha hasta el 2018. Ya habra que ver si los consumidores se adaptarán a la plataforma de un botón único inteligente, tan fácilmente como lo hicieron con la cámara de consumidores de Kodak. Mientras tanto, la compañía está permitiendo a los usuarios probar la cámara y el servicio en su sala de exposición de Palo Alto, California.