Cómo pasarte a la Macrofotografía con un minipresupuesto

Darle al siguiente método podría ahorrarte centenares, si no miles, de dólares en un lente macro.

La Macrofotografía es uno de esos nichos que pueden ser muy interesantes para los fotógrafos más recientes, pero al mismo tiempo puede resultar caro.

Relacionado: La tecnología 5x de Oppo lleva la fotografía celular a otro nivel

Las lentes Macro que producen una relación verdadera de 1: 1 pueden resultar bastante costosas y eso puede disuadir a algunos de experimentar con este tipo de fotografía.

Bueno, como muestra el vídeo anterior de Indy Mogul, la fotografía Macro no tiene que ser cara en absoluto. De hecho, se puede conseguir con casi cualquier lente que se pueda poner en la cámara, y lo que es más importante, puede ser gratis.

En el vídeo, el equipo de Indy Mogul describe un método simple pero efectivo para la Macrofotografía. Se trata, simplemente, de conectar tu lente a la cámara hacia atrás.

Puedes invertir unos pocos dólares y comprarte un adaptador que lo haga más fácil o bien intentarlo a mano utilizando este método sin tener que gastarte ni un centavo.

Seguramente piensas que esto es demasiado bueno para ser verdad, pero la realidad es que el método que se explica en el vídeo funciona y muchos fotógrafos populares o conocidos han utilizado este método con verdadero éxito. .

Sin embargo, es verdad que cuenta con sus inconvenientes y advertencias.

La primera y mayor advertencia es que no se puede enfocar con el lente como de costumbre. Con el fin de enfocar tu imagen mientras estás trabajando con este tipo de técnica de inversión, tendrás que mover tu cámara más cerca o más lejos de tu objetivo hasta que el área que desees enfocar esté enfocada.

También en algunos casos, esto significa que no tendrás control de la apertura. En realidad, estas advertencias son bastante menores teniendo en cuenta que, con cualquier lente podrás obtener imágenes Macro que te podrían costar unos 1,000 dólares con un lente Macro regular.

Así, en una industria como la fotografía, donde incluso las cosas más simples pueden resultar muy caras, siempre es bueno aprender algunas técnicas más rentables y alternativas para lograr los resultados que estamos buscando.