Getty recrea rostros de cuatro famosos con su archivo de fotos

Como parte de una campaña global de publicidad, Getty Images ha unido esfuerzos con la agencia de publicidad brasileña AlmapBBDO, y crearon una de las más memorables publicidades.

La campaña se llama “Endless Possibilities” (posibilidades interminables). Se trata de recrear las imágenes de personas famosas, utilizando fragmentos de sus archivos fotográficos.

Relacionados: Fotografía falsa gana competencia de Nikon y no tardaron en llegar los chistes

Utilizaron partes de los rostros de cientos de personas y el clip que vimos muestra las caras de cuatro personas famosas: El Papa Francisco, El Príncipe Carlos, Ángela Merkel y el Dalai Lama.

Lo increíble es que el resultado final muestra unas caras casi idénticas  a las de las personalidades que intentan recrear.

Si las imágenes finales fueran editadas y los colores fueran homogeneizados, sería casi imposible diferenciar estos collages de las fotografías tomadas a los famosos directamente.

Estos son los resultados finales:

El objetivo de la campaña fue mostrar la variedad de imágenes que ofrece el portafolio de Getty Images.

En una charla con AdWeek, Daniel Oksenberg, Copywriter Senior de AlmapBBDO afirma: “Si podemos hacer lo que queramos hace con tantas imágenes, imagínate de que podemos hacer combinándolas. Las posibilidades son infinitas. Son como los genes. Hay 25,000 genes que hacen de cada ser humano alguien único. Si 25,000 genes pueden hacer eso, las millones de imágenes de Getty Images podían hacerlo también. Y de hecho lo hicieron”.

Cada pequeño detalle de los retratos, fue el resultado de una “enorme búsqueda”, afirma Oksenberg. No sabemos exactamente cuánto tiempo dedicamos a cada retrato, pero es claro que no es el resultado de un solo día de trabajo.

Relacionado: Este selfie stick te ayudará a salir mejor en las fotos

Además de los cuatro retratos mencionados, en el video publicado por la agencia, se mostraron algunas de las posibilidades y opciones que resultaron mientras AlmapBBDO hacía parte del proyecto.

La agencia dice que la campaña cambia las reglas de juego de la publicidad y pueden tener razón. Es impresionante, muy original, cumple con los objetivos de la campaña y es además bastante divertida.