Un viaje espacial de un año por la Tierra gracias a la cámara EPIC de la NASA

A principios de esta semana, vimos el cautivador lapso de tiempo que el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA ha representado en su bianual giro de 360 grados para analizar el borde exterior del sol.

Sin embargo, ahora, hay un nuevo vídeo, cuya cámara apunta hacia nosotros, en la Tierra.

Relacionado: Vídeo: La NASA prueba un cohete de manera impresionante

En honor al primer aniversario de la cámara EPIC de la NASA ubicada en la nave espacial NOAA de DSCOVR que captura imágenes de la Tierra desde el espacio, la NASA ha recopilado un lapso de tiempo que muestra la apariencia que tiene en un año la Tierra desde un millón de millas de distancia.

Tras el lanzamiento en febrero de 2015, la misión principal de EPIC era monitorizar la atmósfera de la Tierra por las anomalías en los niveles de ozono o de aerosol.

Sin embargo, su utilidad va mucho más allá de eso, proporcionando imágenes increíbles que los científicos de la NASA pueden y quieren compartir con el mundo.

La ubicación para capturar la imagen se conoce como punto de Lagrange 1, aproximadamente a un millón de millas de distancia de la superficie de la Tierra y donde la nave espacial puede mantener el equilibrio entre la gravedad de la Tierra y el Sol.

Cada una de las más de 3,000 imágenes usadas para crear este lapso de tiempo fueron capturadas en 10 longitudes de onda diferentes, cada dos horas de diferencia entre agosto de 2015 y julio de 2016.

En el vídeo se ve cómo nuestro planeta va evolucionando según los fenómenos naturales, cómo las nubes se arremolinan y las masas de tierra que llamamos continentes cambian de estación a estación. Cabe recordar, eso sí, como se menciona en el vídeo, que las imágenes que vemos no son fotografías reales, sino representaciones de cómo los científicos creen que la Tierra se vería a través del ojo humano, utilizando toda la información disponible de las múltiples exposiciones.

Y, como dato interesante a destacar, la nave espacial DSCOVR se puso en marcha como parte de la carga a bordo del cohete Falcon 9 de Space X enviado al espacio en diciembre de 2012.