Opinión: ¿Es el Galaxy S8 el salvador de Samsung?

Samsung ha presentado sus nuevos modelos de telefonía celular en Nueva York. Los dispositivos vienen en dos tamaños: el S8 tiene una pantalla de 5.8” y el S8 Plus una pantalla de 6.2”.

En estos nuevos aparatos que afirman que tienen un alto estándar de calidad, también prometen que la batería no presentará problema alguno.

Más allá de la estética, y en ese sentido creo que salen bien librados. Nos preocupa que sus errores del pasado los afecte nuevamente, siendo optimista, debo de pensar que aprendieron de ellos.

Cualquier empresa mediana o grande puede tener una crisis de identidad o de calidad. Recuerdan ustedes ¿el “AntennaGate” de apple?, la empresa californiana se vio obligada a regalar fundas para sus iPhones 4, con el afán de mitigar el problema.

En el caso del Note 7 de Samsung, la crisis fue mucho más grave, no tan solo por lo incendiario del asunto, si por su reacción inicial a la crisis.

De inicio la reacción fue la de negar los incidentes y decir que eran casos aislados por culpa de la sobrecarga del dispositivo. Pero todos sabemos que la cosa no quedó ahí y se vieron obligados a retirar todas las unidades del mercado.

En pocas palabras, los Note 7 de Samsung desaparecieron de la faz de la tierra.

Ahora presentan un nuevo dispositivo, curiosamente abandonan el nombre “Note” para su teléfono más grande y lo denominan el Galaxy S8 Plus, cabe mencionar que durante la presentación no hubo ninguna mención a los incidentes del dispositivo pasado.

Esto nos causa sospechas, es acaso que ¿Samsung quiere que nos olvidemos del asunto?, en lo personal, yo no podría olvidar el asunto, fue muy grave y muy vergonzoso no solo para ellos, sino también para los que recomendamos la compra del dispositivo.

La pregunta que se plantea este escritor es, si este es el renacimiento de la marca Samsung como tal, un nombre que es sinónimo de calidad.

Las respuestas están en aire, los Galaxy S8 y S8 Plus aún no salen al mercado y por lo tanto, no han sido expuestos a la vida diaria de carga y recarga, no han sido subidos a ningún avión, no han sido expuestos al sol, no han hecho nada todavía.

Mi instinto me dice que será una reivindicación parcial, ¿Por qué parcial? se preguntarán ustedes. Las respuestas se encuentran anidadas en el hecho que la mancha del Note 7 quedará ahí por siempre o al menos por un largo tiempo.

Dudo mucho que un antiguos usuarios del Note 7 están en espera de pre ordenar los nuevos Galaxy, por lo tanto, el daño está hecho.

Yo por mi parte daré a Samsung el beneficio de la duda, confiaré con cautela en que estos aparatos están hechos con los mayores estándares de calidad, y no dude usted que si no fuera así, sería yo el primero en reportarlo.