Aquí están las primeras fotos tomadas por iPhone 7 Plus de Tim Cook

El iPhone 7 llegará a las tiendas a finales de este semana… para el resto de los mortales, ya que este pasado domingo jefe de Apple, Tim Cook, compartió algunas fotografías que fueron tomadas por el mayor de estos dos nuevos dispositivos, el iPhone 7 Plus, y el cual presume de poseer “el mejor” sistema de cámaras posible en los teléfonos inteligentes actuales.

Las imágenes (puedes verlas todas aquí) fueron tomadas por el fotógrafo de Sports Illustrated David E. Klutho durante el partido de la NFL que enfrentó a los Titanes de Tennessee con los Vikingos de Minnesota, este pasado fin de semana.

Relacionado: Nuevos iPhone 7 y iPhone 7 Plus son resistentes al agua

Utilizando las dos cámaras traseras de 12 megapíxeles del iPhone 7 Plus —una con un objetivo gran angular de 28 mm., y la otra con un teleobjetivo 56mm— las fotos de Klutho consiguen unos colores bastante vivos, anticipando el deleite que los entusiastas de las fotografías tendrán con el más grande de los iPhone.

El “pequeño” iPhone 7 también cuenta con una cámara mejorada, aunque carece de la segunda cámara con lente de teleobjetivo que sí posee el Plus.

Ambos dispositivos prometen mejores fotografías con poca luz, un avance en relación a los modelos anteriores iPhone. En cualquier caso, esto no se ha podido verificar en las fotos Klutho, ya que todas fueron tomadas a la luz del día.

Los fotógrafos profesionales estarán encantados de saber que el iPhone 7 también es compatible con el formato de imagen RAW (es el primer iPhone que puede hacerlo), el cual permite un mayor control durante la edición de imágenes.

Es del todo probable que Cook no estuviese presente en el partido de fútbol americano de este pasado domingo, ya que —de haber estado— habría publicado él mismo las fotografías en alguna de sus cuentas… O tal vez no.

Cabe recordar que el jefe de Apple fue ridiculizado a principios de este año cuando twitteó una pésima fotografía tomada por él mismo al finalizar el Super Bowl. Los internautas no tardaron mucho en burlarse de Cook, preguntándole si la imagen había sido tomada con una tostadora, y sugiriéndole incluso un Samsung Galaxy, si lo que quería era conseguir buenas fotos. Y aunque Cook borró rápidamente el tweet, las burlas continuaron aún por un buen tiempo.